Gabriela permanece en manos de sus captores

Han pasado más de 24 horas y nada se sabe del paradero de María Gabriela Oliveto, la mujer de 51 años que en la madrugada del lunes desapareció de su domicilio de la ciudad de Leones, en el sudeste provincial, a manos de un grupo de desconocidos.

Su pareja, Javier Emilio Francucci, denunció que la mujer fue secuestrada por delincuentes armados y encapuchados que entraron a robar a la vivienda.

El hombre de 47 años declaró que, antes de abandonar la casa, los individuos le indicaron que debía pagar un rescate de un ­millón de pesos para volver a ver con vida a su mujer. Una versión da cuenta de que los delincuentes se contactaron luego con Francucci, dueño de un taller mecánico para camiones y para darle precisiones.

No está claro, debido al silencio imperante en ámbitos de la causa, si hubo una prueba de vida.

La banda sería foránea y según trascendió algunos de sus miembros tenían tonada porteña.

El caso quedó encuadrado como un secuestro de tipo extorsivo y se encuentra en manos del Juzgado Federal de la ciudad de Bell Ville.

La mujer trabaja como modista y es madre de tres chicos. Desde hace alrededor de dos años está en pareja con Francucci, separado y padre de dos adolescentes.

Según el hombre, el caso se inició en la madrugada de ayer, a las 4.30, cuando al menos dos hombres que llevaban armas cortas y tenían sus rostros semicubiertos ingresaron a la vivienda de calle Laprida al 1600 de Leones, ciudad ubicada 250 kilómetros al sudeste de la provincia de Córdoba.

Según declararía luego el hombre a la Policía, los delincuentes actuaron de forma violenta y lo dejaron maniatado, mientras se llevaban cautiva a Gabriela.

Francucci indicó que su mujer estaba con un camisón y que los delincuentes le dijeron que se llevara ropa para cambiarse. Además, según el comerciante, le dieron instrucciones sobre el pago de rescate por un millón de pesos.

“La causa está caratulada como secuestro, eso es lo que investigamos, pero no se descarta nada”, insistió anoche una alta fuente de la causa a La Voz .

Francucci es dueño de la firma Servicio Mecánico Diesel SRL, donde se arreglan principalmente camiones y otros rodados.

El hombre ha sido noticia en los últimos años y varias veces por allanamientos y secuestros de vehículos con problemas de papeles.