Dos años y tres ajustes después, un fallo dejó firme el aumento del boleto de 2014

Cuando es un casi hecho que el Concejo Deliberante de Córdoba empezará a debatir en breve un aumento en el boleto de transporte urbano, la Justicia ratificó mediante un fallo un aumento anterior, dispuesto en febrero de 2014.

Aunque parezca insólito, fue el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) quien se pronunció por el rechazo a un recurso de casación interpuesto por la exconcejala Olga Riutort, quien iba contra una sentencia de Cámara que había avalado aquella suba.

Los hechos analizados por el TSJ se remontan febrero de 2014, cuando el Concejo aprobó una suba del 29,26 por ciento, para llevar el viaje de 4,10 a 5,30 pesos. En esa sesión, que derivó en escándalo, la UCR reemplazó de apuro al edil Guillermo Farías (estaba de viaje) por Francisco Guzmán, para asegurarse la mayoría.

La entonces edil opositora Olga Riutort pidió mediante un amparo anular la sesión, considerando que estaba viciada por la incorporación de Guzmán. Logró frenar la suba por dos semanas, pero ahora la Justicia le falló en contra y con costas.

Para el TSJ, Riutort y sus compañeros de bancada Oscar Vera Barros, Miguel Siciliano, Josefina Almada, Juan Rodríguez y Jorge Stabio, no acreditaron razones suficientes para dar curso a la recusación y tratar de revertir el fallo previo de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de 1° Nominación, que le había dado la razón al Concejo Deliberante.

Los vocales mencionaron algo que a todas luces salta a la vista: que la cuestión bajo análisis se tornó abstracta una vez que el Concejo volvió a sesionar y a aprobar por segunda vez la suba.

Mientras, entre la votación de 2014 y este nuevo fallo, pasaron al menos otras tres ajustes de tarifa, pero igual la Justicia estuvo gastando tiempo y recursos para producir un fallo que a esta altura ya no tenía ningún sentido, ni efecto.

Sesiones extendidas. Las sesiones ordinarias van hasta el 30 de noviembre, pero Mestre las extendió hasta el 22 de diciembre.