Cristina se despegó de Báez: No es mi socio, ni es mi amigo

Buenos Aires. “No soy amiga ni socia comercial” de Lázaro Báez, sintetizó ayer Cristina Fernández de Kirchner, al declarar –sin responder preguntas– ante el juez federal Julián Ercolini en una causa que investiga presuntas maniobras fraudulentas en la adjudicación de obras públicas en Santa Cruz. En una oficina del cuarto piso de los tribunales federales de Comodoro Py, durante una hora y media, la expresidenta realizó su descargo ante Ercolini y los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, los funcionarios que en agosto pasado pidieron la indagatoria. La expresidenta se presentó ante el juez Ercolini en la causa por negociados en la adjudicación de obra pública. No declaró, entregó un escrito donde denuncia una campaña en su contra, y cargó contra Macri. Política