Macri repartió sus tiempos entre Schiaretti, Cambiemos y el choripán

La séptima visita de Mauricio Macri a Córdoba siendo ya presidente, y la segunda a Jesús María en esa condición, volvió a mostrar anoche la relación dual que lo une a esta provincia. Es el bastión electoral que lo catapultó a la Casa Rosada hace algo más de un año, y donde oficialismo y oposición se codean en la cordialidad de un trato muy similar para con el jefe del Estado. En el anfiteatro de Jesús María recuperó contacto con la gente. Reivindicó el trabajo con la Provincia y con los municipios. Política