En la mesa y el en pasillo (la política y sus comentarios) - Mon, 17 Jul 2017 07:00:00

Encuestando: ¿Dan  los números?

Con todos los precandidatos "en cancha", varios comentarios en las mesas y en los pasillos aseguran que en la presente semana al menos dos espacios políticos –el PS es uno-, motorizarán nuevas encuestas sobre los niveles de conocimiento e intención de voto. Todo interesa y se les preguntará a los encuestados sobre las opciones a nivel diputados nacionales, pero naturalmente las expectativas se orientan a las respuestas sobre los precandidatos a concejales. A propósito de algunos números que dejaron trascender desde ciertos sectores basados en relevamientos anteriores, al menos podrían calificarse como un derroche de optimismo. De otorgarse crédito a los mismos, entre tres o cuatro frentes ya alcanzarían o superarían la cantidad de votos posibles. ¿Cómo se puede explicar? Sencillo. Recurriendo a los archivos de Diario CASTELLANOS, un buen ejercicio es tomar como base los 49.790 votos afirmativos (esto es válidos restándose los en blanco), que se emitieron en nuestra ciudad en las PASO de 2015. Significando un 68,25% del padrón. Más cerca en el tiempo, este Medio adelantó que hay para esta oportunidad 78.824 rafaelinos habilitados para sufragar, lo cual de repetirse la tendencia marcaría una cifra cercana a los 53.800 votos. Y para esta oportunidad, hay que tener en cuenta la cantidad de listas presentadas, que aunque se aguarde en principio que algunas tengan una perfomance modesta, totalizan nada menos que 20.

 

Enemigos íntimos

Desde que se formalizó la ruptura entre el ala "Cambiemos" de la Unión Cívica Radical y el Partido Socialista el nivel de confrontación mutua adquirió una dinámica de escalada constante. Como se apuntaba la semana pasada desde esta misma columna, mucho tuvo que ver en la crispación de ánimos la "jugada maestra" de la Casa Gris haciendo competir al senador Emilio Jatón como precandidato a concejal de la ciudad capital, lo que amenaza con hacerle morder a José Corral el amargo sabor del polvo de la derrota en su propio terruño. Sobre el fin de semana a la nota la provocó la presencia de Elisa Carrió en Santa Fe. Fiel a su estilo, la blonda diputada repartió fuertes acusaciones, aunque sin preocuparse demasiado por acompañarlas con pruebas fehacientes. El punto estuvo dado en que el destinatario esta vez fue el exgobernador Antonio Bonfatti. La reacción vehemente tanto del hoy diputado y presidente del PS nacional, como del resto de la dirigencia del FPCyS no se hizo esperar. Como contracara, poco pareció importarle el asunto a Albor Cantard, el precandidato "puesto" por Corral a la hora de mostrarse con Carrió, alegre "selfie" incluida. Teniendo en cuenta el tiempo de campaña restante, hasta octubre contabilizándose las elecciones generales, la contienda amenaza con dejar heridas de difícil cicatrización entre quienes hasta hace muy poco tiempo eran socios.

 

Guerra "sin cartel"

No es un error de tipeo. La deliberada sustitución de la palabra "cuartel" del subtítulo alude al intercambio de acusaciones cruzadas y otras polémicas que como en casi todas las elecciones de las que se tengan memoria, ocurre entre los grupos políticos por la ubicación de los carteles proselitistas. O por el no respeto a las normas de convivencia pactadas o por situaciones de rotura, robos, etc. En esta ocasión, hubo de nuevo encontronazos en las reuniones promovidas desde el Municipio. Más cerca en el tiempo, la clásica "avivada" de unos cuantos, incluyéndose los que colgaban los carteles de los precandidatos del oficialismo municipal, por adelantarse a la hora fijada, sobre todo para ganar los mejores espacios en aquellos lugares en donde no hubo asignación por sorteo. Ya con el correr de las horas y durante el fin de semana, se generaron las primeras denuncias por supuestas acciones vandálicas, que algunos bien-pensados adjudicaron a la fuerza del viento, porque se trataban en su mayoría de carteles caídos desde las columnas al piso. En definitiva, una historia repetida. A pesar de ello, lo que padece Rafaela son "males menores" en relación a lo que generan las campañas en otras ciudades.

 

La gran deuda

Lleva antecedentes de larga data el reclamo de Santa Fe hacia la Nación por la detracción de fondos coparticipables, que se transformó en deuda líquida desde que la Corte Suprema fallara a favor del Estado provincial. De todos modos no puede dejar de leerse fuera del contexto electoral al impulso con el cual el gobernador Miguel Lifschitz lo ha retomado. Los intendentes del propio "palo" y los del justicialismo, incluyéndose el rafaelino Luis Castellano dirán presente mañana en el Centro Cultural Provincial para el anuncio de la denominada "Propuesta Santa Fe", para el pago de la deuda. Los detalles principales ya trascendieron, tratándose del pago en efectivo de un tercio de la masa adeudada en efectivo y en cuotas. El resto, en bonos. Esto haría que de los 136 millones de pesos que ya hicieron saber le correspondería a Rafaela, arriben en los próximos años unos 45 millones "extras", que nada mal le vendrían por supuesto a las arcas municipales.