Los principales puntos del pacto fiscal y cambios para las jubilaciones

n El acuerdo de pacto fiscal rubricado entre Nación y casi todas las provincias propicia una serie de profundos cambios y compromisos asumidos por ambas partes para reducir el déficit, y que ahora se constituirán en un paquete de proyectos de ley que deberá debatir el Congreso, y en el plazo de 30 días remitido por cada uno de los gobernadores a sus respectivas legislaturas provinciales.
Después de las intensas negociaciones y la firma del acuerdo entre el presidente Macri y los gobernadores -Ricardo Colombi incluido-, se realizó ayer una conferencia de prensa encabezada por el jefe de Gabinete Marcos Peña, quien destacó que “se ha firmado un acuerdo histórico, un pacto fiscal que da un marco de solución a muchos problemas que veníamos arrastrando en nuestro país hace ya muchos años”.
Sostuvo que el convenio “consolida con un espíritu federal una distribución de trabajo y de recursos adecuada que despeja muchas conflictividades judiciales centralmente, que se venían acumulando”. 
Estas afirmaciones las hizo ante los medios en el Salón de los Pueblos Originarios de la Casa Rosada, luego de la firma del acuerdo, junto con los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, y los gobernadores de Tierra del Fuego, Roxana Bertone; de Jujuy, Gerardo Morales, y de Misiones, Hugo Passalacqua. 
Entre los muchos puntos acordados en este pacto, el funcionario nacional resaltó que “el compromiso que asumen las provincias para unificar las alícuotas máximas de ingresos brutos y reducirlos gradualmente en cinco años”.
Explicó que a través de ese mecanismo “buena parte de las actividades, que hoy acumulan mucho impuesto en cascada, van a quedar exentas del tributo”.
Con respecto a los temas que quedaron pendientes, Frigerio señaló que, por falta de tiempo, toda una serie de cuestiones relacionadas con la problemática municipal deberán seguir discutiéndose. 
“Todos los firmantes nos comprometimos a que los municipios tengan una regla de responsabilidad fiscal tal cual la tienen el Gobierno nacional y las provincias, y a trabajar en una reforma tributaria para disminuir el peso de los impuestos distorsivos, ya que muchas veces los municipios cobran tasas sin una contraprestación de servicios”, explicó.

Cambios en jubilaciones
Además de esta serie de cambios vinculados a la política fiscal, se avanzó también en reformas previsionales.
El acuerdo establece que las jubilaciones se actualizarán trimestralmente y por inflación, pero “garantizando aumentos por encima de la evolución de la inflación”.
Prevé también garantizar haberes equivalentes al 82% del salario mínimo para quienes hayan cumplido 30 años de servicios con aportes efectivos, dejando afuera un importante número y, por último, se habla de la posibilidad de revisar las jubilaciones de privilegio.