La marina de EE.UU. detectó una señal a 300 kilómetros de la costa de Puerto Madryn

Indicaria la presencia de un objeto a 70 metros de profundidad.