Identificaron a los autores del robo a un restaurant céntrico

El caso es llamativo, teniendo en cuenta la cantidad de evidencia recolectada por efectivos policiales durante cuatro allanamientos realizados en distintos puntos de la ciudad, horas más tarde de ocurrido el robo en la cantina “El Náutico”.
La Policía recolectó diversas pruebas, entre ellas, prendas de vestir que coincidían con las registradas por cámaras (privadas y públicas) que, aparentemente, vestían los sujetos que irrumpieron en el local gastronómico, además de haber incautado un vehículo y haber identificado a los presuntos responsables.
Sin embargo, desde la Justicia no ordenaron detener a ninguno de los individuos. Los operativos fueron realizados en el barrio Comercio I, en el pasaje Williams al 400, en Love Parry al 400 y en las inmediaciones del barrio ‘140 Viviendas’, lugares “en los que se pudo identificar a las personas sobre las cuales estaban dirigidas las órdenes de registro”, indicaron fuentes policiales.

Secuestro de vehículo

Al respecto, desde la Unidad Regional señalaron que se llevaron a cabo una serie de allanamientos durante el lunes por la tarde, relativos al robo ocurrido en el local gastronómico de la zona céntrica.
En este sentido, el titular de la dependencia, comisario mayor Ricardo Cerda, relató que “una orden de secuestro fue generada por la jueza penal (Marcela) Pérez Bogado y, alrededor de las 17 horas, el vehículo que tenía pedido de secuestro y que está vinculado al hecho ocurrido en avenida Roca, en la cantina ‘El Náutico’, se había movido de lugar, por lo que a esa hora fue interceptado en la zona céntrica, en Belgrano y 25 de Mayo” y agregó que “tras esto, fue trasladado a la Comisaría Primera”.

Cuatro allanamientos

“En relación a los autos de referencia, la persona que conducía el mismo resultó ser la propietaria de la unidad, ya que la documentación estaba a nombre de este sujeto, y respecto de esta persona, no había ninguna disposición en particular, por lo que la misma, tras las diligencias, ha continuado en libertad”, detalló el jefe policial, quien señaló que “lo mismo ha ocurrido con las personas a cuyos domicilios se constituyó el personal policial, para diligenciar sendas órdenes de registros domiciliarios”.
Uno de los allanamientos fue “en el barrio Comercio I, otro en el pasaje Williams al 400, el tercero en Love Parry al 400 y, por último, en el barrio ‘140 Viviendas’, lugares en los que se pudo identificar a las personas sobre las cuales estaban dirigidas las órdenes de registro”.
Durante los operativos, “se secuestraron prendas de vestir, que coinciden con las observadas que vestían los autores del hecho; también, se han levantado otros elementos que serán materia de análisis y para ser luego incorporados a la causa, así que las personas, de acuerdo al trabajo realizado por la División Investigaciones, ya están identificadas, por lo tanto, se han originado esas órdenes pero, como decía, las mismas estaban dirigidas a reunir elementos y no así, respecto de privación alguna (de la libertad) de las personas investigadas”.

Distintos criterios

En esta línea, agregó que “de ahí en más, se observaron personas que participaron de este hecho; sus características físicas, la vestimenta que usaban en ese momento, y todos esos han sido elementos que se han secuestrado mediante las órdenes extendidas”.
Sobre esto último, y consultado sobre lo llamativo de que la Justicia no hubiera ordenado detener a los sujetos, a pesar de la “coincidencia” en varios elementos, el Comisario analizó que “son distintas formas de actuar, distintos criterios; en algunas oportunidades, puede venir una orden (de allanamiento) con la misma orden de detención, directamente, y para otros casos, viene la orden simplemente para reunir la información, de modo de convalidar todo lo que se viene investigando”.