Un Instituto que impulsa el fortalecimiento y el desarrollo de la agricultura familiar

Este organismo fue creado por Ley 7303 y ahora alcanzó su normalización institucional. Al respecto, su presidente Leonardo Qüesta recordó a NORTE Rural que el IDRAF se propuso el desarrollo políticas activas destinadas a conservar, fortalecer y desarrollar la agricultura familiar desde una perspectiva del desarrollo rural integral para el mejoramiento de la calidad de vida de sus protagonistas y de su entorno próximo. 

El Instituto es autoridad de aplicación de la Ley 6547 por medio de la cual se crearon los Consorcios Productivos de Servicios Rurales. Hoy se encuentran en funcionamiento 94 consorcios, que según los padrones de socios agrupan a más de 12.500 pequeños productores de las nueve regiones agroambientales en las que se divide el territorio provincial.

El Directorio

En pleno funcionamiento, el Directorio en ejercicio está integrado por el Leonardo Qüesta, Sergio Soto (vocal oficial) y Alejandro Acosta (pequeño productor en representación de los Consorcios Productivos de Servicios Rurales). Además el IDRAF, a través de su Directorio, delegados zonales y sus equipos técnicos, realiza en forma continua un intenso recorrido por las nueve regiones, asistiendo a reuniones de explicación del Plan de Trabajo y participando de las asambleas de los diferentes Consorcios que se hallan en pleno proceso de renovación de sus autoridades y aprobación de sus memorias y balances, como una manera de actuar territorialmente de forma concreta.

Más de 30 millones en 2017

En lo que va de 2017, se han invertido de forma directa más de 30 millones de pesos destinados a fortalecer el trabajo de la Agricultura Familiar. Además, por la problemática de la emergencia hídrica pasada, el IDRAF ayudó a contrarrestar los efectos de la misma asistiendo a 40 Consorcios Productivos de Servicios Rurales. 

Del mismo modo, el Instituto equipó a los Consorcios de Pozo del Gallo y de Colonia Benítez con la maquinaria agrícola básica (tractor y equipo de laboreo), y piensa aplicar un plan de re-equipamiento de los mismos en etapas durante el 2018 y 2019. Por eso, el presupuesto para el 2018 incluye la asignación de más recursos para el sector.

Acciones de fortalecimiento

En la actualidad el IDRAF solicitó al Consejo Federal de Inversiones (CFI) financiamiento específico destinado a capacitación interna de su personal y de los Consorcios y Productivos de Servicios Rurales con el objetivo de fortalecer el funcionamiento administrativo y técnico. Al mismo tiempo, avanzar en la digitalización de toda la actividad productiva de los Consorcios y por ende de los pequeños productores, y también desarrollar un Plan Comunicacional que ponga en relevancia la importancia que tiene este sector en la actividad productiva provincial.

Por otra parte el IDRAF, creó junto con el Ministerio de la Producción y otros organismos provinciales y nacionales una Mesa de Articulación de Programas, para lograr que los diferentes programas y planes que se hallan vigentes sean aprovechados por los pequeños productores a través de los Consorcios Productivos de Servicios Rurales. Al respecto Sergio Soto, vocal oficial del IDRAF, indicó que la iniciativa apunta a producir desarrollo rural integral para construir sociedad, producir alimentos para la mesa de los chaqueños, aprovechando la enorme potencialidad que poseen los pequeños productores en el territorio, “contrarrestando los efectos nocivos de un modelo agrario que expulsa a los pequeños productores de sus campos para profundizar el agronegocio, lograr que a través del Mercado de los Pueblos los productos directos de la chacra, los semielaborados y elaborados de la Agricultura familiar integren la vida diaria de los chaqueños”. 

 

Problemáticas del sector

El Directorio del IDRAF se puso como objetivo desarrollar un Plan Integral de Desarrollo Productivo que logre impactar sobre la calidad de vida del pequeño productor, entendiendo al Desarrollo Rural como una complejidad que tiene múltiples aristas. Por ello considera problemáticas tales como acceso al agua, energía, vivienda, salud, educación, tenencia de la tierra, desarrollo productivo a través de granjas demostrativas que en las diferentes regiones de la provincia.

Con relación a esto, Alejandro Acosta (vocal en representación de los Consorcios) indicó: “El trabajo que llevamos adelante pretende acompañar a los pequeños productores brindándoles apoyo y acompañamiento a los mismos, logrando estabilidad institucional y mayor democracia entre los pequeños productores”.