ANSES – La UDAI piquense ‘hizo agua’ y los empleados pararon

General Pico (Redacción) – Empleados que revistan en la Unidad de Atención Integral (UDAI) de la ANSES en General Pico decidieron ayer detener sus tareas habituales, inmediatamente después de notar que el edificio recientemente refaccionado presentara fallas estructurales que tornaban peligroso el desenvolvimiento de la rutina laboral y riesgoso además para los numerosos concurrentes.

“Empezamos la jornada a las 7 como es de costumbre y encontramos la oficina llena de agua, seguramente por fallas en las obras que se están realizando. El personal quedó de rehén de esta situación, corriendo riesgos porque las paredes están mojadas y es un riesgo para los trabajadores y también para los beneficiarios que ingresaron. Nosotros les pedimos disculpas por la no atención en el día de la fecha (por ayer), nosotros desde la APOS le cursamos dos notas al jefe de la UDAI pidiendo soluciones y aclarando que lo íbamos a hacer público a través de la prensa”, dijo a modo de explicación y mensaje a la comunidad.

Los empleados pararon y ocasionaron dificultades en la atención, especialmente en aquellos vecinos que llegaron desde otras localidades a fin de iniciar o concluir alguno de los tantos trámites que obligatoriamente se realizan en la ANSES local. “Es incómodo para nosotros tener que hacer esto, pero queremos salvaguardar la integridad física de los trabajadores y de las personas que llegan para hacer los trámites”. Atento a que los pronósticos no son alentadores respecto a un mejoramiento cercano de las condiciones del tiempo, Rodríguez pidió a la población que momentáneamente se abstenga de concurrir a la sede hasta tanto se puedan solucionar los inconvenientes en la construcción.

“Pedimos paciencia a la gente, pero los problemas son muchos, entre ellos la rampa de acceso que no está en condiciones, la verdad que es una vergüenza que tengamos que reabrir esta oficina de esta manera cuando no podemos brindarle al beneficiario las condiciones que se merece”, agregó.