El Simu comienza a analizar pedido de aumento de boleto

En el inicio de esta sema­na el Sistema Integrado de Movilidad Urbana (Simu), -organismo municipal que tiene injerencia directa so­bre el transporte urbano de pasajeros, licitación y sobre todo sobre la tarifa- recibió un pedido de parte del sector empresario para que se inicie un análisis para el incremen­to del boleto de colectivos.

Hasta ayer tal solicitud se mantenía en el completo hermetismo, no obstante este diario pudo saber que hay un interés expreso por parte de la Cámara Empresa­rio del Transporte Urbano de Corrientes (Cetuc) de avan­zar con un incremento de la tarifa, aunque aún no hay un valor definido ni el plazo para su aplicación.

Vale recordar que la últi­ma actualización del boleto de colectivo se efectivizó en julio del año pasado, y desde entonces el valor actual es de 7,30 pesos.

En su momento, el sector empresario había manifes­tado, en base a un estudio de costos, su intención de llevar el boleto a 10,50 pesos.

Por el momento, se pudo saber que la cámara sólo ha­bría pedido que se analice un incremento. El tema se centra ahora en qué valores barajará el organismo muni­cipal para iniciar el análisis interno.

Hay que recordar, que los usuarios no son precisamen­te los que tienen algún tipo de injerencia, sobre todo por la conformación del Simu, que está integrado por los secretarios (funcionarios del Ejecutivo) de Planeamien­to, Transporte y del Servi­cio Jurídico Permanente; un especialista en costo, otro especialista en el rubro que deber ser aportado por la minoría del Concejo Delibe­rante y otro por la mayoría, un especialista más en repre­sentación de los concesiona­rios y un representante de la Unión Tranviaria Automotor (UTA). Asimismo habrá que tener en cuenta también que esta oficina puede “re­comendar” el incremento tarifario del servicio de 0 a 5 por ciento, sin que el mismo pase por Audiencia Pública ni por el Concejo. A su vez pueden hacer lo mismo has­ta un 10%, pero deberá ser aprobado por resolución del Municipio. s

El aumento del gasoil de casi el 8 por ciento en octubre empujó los costos de transporte de cargas.