Con aulas completas se concretó ayer la evaluación Aprender en Corrientes

 

Unos 37.000 alumnos de escuelas correntinas parti­ciparon ayer del Operativo Aprender. El clima ayudó y no se registró gran ausen­tismo como el año pasado, cuando una intensa tormen­ta impidió que gran parte del alumnado - especialmente en el interior y en las zonas rurales- no pudieran asistir a los establecimientos.

“La evaluación fue para los estudiantes del sexto año, tanto del primario como del secundario. Además de algu­nos cursos del cuarto año, en señalados establecimientos. El operativo se realizó muy bien, con total normalidad en toda la provincia. La asis­tencia de los alumnos fue normal y las aulas estuvie­ron completas”, comentó a NORTE de Corrientes, la directora de Planeamiento e Investigación Educativa del Ministerio de Educación de la Provincia, Julia Olivera Pérez.

“El año pasado, los días que se realizó la evaluación llovió mucho, este año es distinto. Los chicos tienen la buena disposición de poner el mayor esfuerzo en resol­ver todo lo dispuesto, aun­que es anónimo”, agregó la funcionaria.

En la oportunidad, hubo observadores federales, quienes forman grupo de docentes que viajan a pro­vincias vecinas para asumir este rol. “Esto sirve para ser confiable en lo que se hace y hacerlo seriamente el traba­jo” dijo Olivera Pérez.

Se trató de la segunda edi­ción del Operativo que el año pasado evidenció las falen­cias en la educación local. De acuerdo con los resultados, el 80 por ciento de los alum­nos de secundaria no aprobó y en matemáticas, no alcan­zó el 60%.

La prueba estandarizada servirá para evaluar cono­cimientos en matemática, lengua, ciencias sociales y naturales. Para estos exáme­nes no hubo suspensión de clases y los establecimientos se realizaron todas las activi­dades con normalidad. Este año la prueba la realizaron 1.210.620 alumnos en todo el país. En 2016 el test arro­jó malos resultados, sobre todo en matemáticas, y puso de manifiesto la gran brecha educativa entre provincias.s