La emotiva carta de una adolescente marplatense que pide ser adoptada

Una adolescente de 16 años le envió una emotiva carta a la jueza Clara Obligado, del Juzgado de Familia 5 de Mar del Plata, donde solicita ser adoptada, ya que desde los 6 años que vive en diferentes hogares de esa ciudad.

“Me llamo Lucía. Tengo 15 años. Desde los 6 años que vivo en distintos hogares que es mucho tiempo. Nada fue tan fácil para mi, pero quiero pensar que todo puede cambiar. Quiero tener una familia porque quiero que me den amor”, comenzó con su escrito.

“Quiero poder invitar a mis amigos a mi casa, porque ahora no puedo invitarlos porque me da vergüenza decirles que vivo en un hogar. Me gusta escuchar música, me río mucho. Espero que una familia muy buena me quiera conocer”, agregó en el texto.

La adolescente nació con un trastorno genético que afecta el crecimiento de sus huesos, que causa el tipo más común de enanismo.

El motor de arranque de la carta que redactó Lucía fue un reciente caso de otra chica de 17 años que estuvo a punto de quedar afuera del sistema de adopción por estar cerca de alcanzar la mayoría de edad, pero que finalmente logró conseguir un hogar.

La Suprema Corte bonaerense autorizó la convocatoria pública, y desde el juzgado de Familia 5 hacen saber que Lucía va a la escuela secundaria y es muy buena alumna, tiene amigas y “un carácter y personalidad muy agradables”, que es aplicada y que lamentablemente “ha transitado abandonos”.

Ella misma, por lo que debió padecer en su infancia, le impuso una condición a la jueza: que por favor, quienes se interesen en adoptarla, no tengan problema de alcoholismo, explicó una nota que publicó este miércoles el diario Clarín.

“Lucía lo merece. Quien la conozca enseguida se va a enamorar se ella. Es una bella persona, tiene toda la ansiedad de adolescente y una energía increíble”, dijo la jueza Obligado al mismo medio.

“Nosotros somos voceros de sus necesidades, representamos su voz, lo peor que podemos hacer es no hacer, olvidarnos de ellos”, añadió.

Asimismo, Obligado describió que “Lucía no baja los brazos, periódicamente me pregunta, me manda cartas, los años no le pesan, no le da importancia a tener 16 años (los cumplió poco después de escribir la carta) y continuar en la búsqueda de una familia”.

Ahora sólo quedar esperar que Lucía encuentre un hogar, cómo aquel que encontró la adolescente que motivó a la marplatense a escribir su emotiva carta.

interés general, juzgado de familia nº 5

Fuente: LA CAPITAL