CGT y CTA levantaron el paro anunciado para este viernes

En un clima de tensión con un Congreso militarizado y movilizaciones de gremios, agrupaciones sociales y estudiantiles, los legisladores frenaron el tratamiento del proyecto de reforma previsional impulsado por Cambiemos. Desde los distintos gremios locales celebraron la suspensión de la sesión y repudiaron el accionar de Gendarmería. Coincidieron en que el gobierno nacional usó la fuerza para presionar la sanción de un proyecto que no tiene el consenso de todos los sectores. Con la suspensión de la sesión se levantaron los paros anunciados por la Central General de Trabajadores, Central de Trabajadores Argentinos. El sindicato de Municipales (Festram) es el único que sostendrá la medida.

En pie de lucha

El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Antonio Ratner, criticó la militarización del Congreso y dijo que el gobierno de Cambiemos tomó el camino equivocado. “El gobierno se jactaba de ser dialoguista y quiere sacar las leyes a la fuerza. Tiene que primar el diálogo. Es la democracia en la que creemos”, dijo Ratner a El Ciudadano Y sostuvo que Cambiemos frenó el tratamiento de la reforma previsional porque no tenía votos suficientes para aprobarla, pero no descartó que intenten tratarla la semana próxima. “Los únicos brotes verdes que vemos son los de Gendarmería. No hay crecimiento económico, las propuestas atentan contra el trabajo, y la seguridad social y favorecen a los que más tienen. Es lógica la reacción de la gente en la calle y va a crecer si el gobierno no se sienta a consensuar para mejorar la recaudación y la situación de los trabajadores”, agregó.

El gremio de los municipales es el único que seguirá la medida de fuerza y parará hoy con guardias mínimas en las áreas de salud. La Policía de la provincia controlará la venta ilegal en las peatonales. “Peleamos contra la reforma previsional, laboral y la cobertura universal de la salud. Sumado a los tarifazos y la inflación. Decidimos coincidir con la fecha propuesta de la CGT, más allá de la resolución de los legisladores”, concluyó Ratner.

El secretario general de la Unión Obrero Metalúrgica de Rosario, Antonio Donello celebró la suspensión de la sesión en Diputados. Y dijo que el movimiento obrero estuvo a la altura de las circunstancias. “No vamos a dejar que nos quiten los derechos de los jubilados. Es un acto muy cínico que golpea a los más débiles para pagar la deuda extranjera”, explicó Donello.

“Hacía un montón de años que no se reprimía la expresión del pensamiento de los trabajadores y jubilados. No estamos en una dictadura. Retrocedemos sacando derechos y llevando al pueblo a la sumisión”, dijo Donello y se mostró preocupado: “El gobierno no debe imponer las cosas por la fuerza sino debatirlas en la Legislatura”, agregó.

El secretario general del Sindicato de Prensa Rosario, Edgardo Carmona, coincidió con el análisis de Donello y dijo que el gobierno nacional usó la política de seguridad para lograr por la fuerza lo que no logra con consensos.

“El pueblo no está dispuesto a resignar conquistas y el movimiento obrero no quiere que los jubilados ni los trabajadores pierdan derechos. Sin consenso hay que reprimir y hoy se notó con casi mil gendarmes y policías”, dijo Carmona.

El gremio comunicó el estado de alerta por la agresión que sufrió el fotógrafo de Página 12, Pablo Piovano, a quien la Policía disparó 10 balazos de goma.

“No creo que la derrota mine el ánimo para seguir adelante con la reforma. La movilización puede cambiar una realidad que parece difícil y lograr que se respeten los derechos”, concluyó.

Desde el Sindicato de Empleados de Comercio se opusieron a la reforma previsional y consideraron que beneficia a los sectores más poderosos y concentrados. “El gobierno soluciona el déficit fiscal perjudicando a los trabajadores y jubilados”, dijo el secretario de finanzas, Eduardo Aseguinolaza, y criticó la represión de ayer. “No podemos concebir un Estado militarizado como lo estuvo el Congreso. Es un exceso. Nos preocupa que el Estado use como fuerza de choque la represión de Gendarmería”, agregó.

Aseguinolaza dijo que es fundamental la protesta en la calle y la unión sindical. “Los sectores gremiales tenemos que juntarnos para enfrentar el avance que va en contra de los trabajadores”, concluyó.

Para la secretaria general de Asociación Gremial de Docentes e Investigadores de la UNR (Coad), Laura Ferrer Varela la sesión se frenó gracias a la movilización de los trabajadores. “Dio frutos para que los Diputados pensarán y no alcanzarán el quórum. Tenemos que estar presentes en todas las movilizaciones para que el gobierno nacional no logré plantar las leyes de ajuste”, dijo Ferrer Varela y criticó la represión que vivieron en carne propia. “Hugo gases lacrimógenos. Tuvimos que salir de Avenida de Mayo y quedarnos en 9 de julio. Cuando levantaron la sesión fue un momento de alegría”, agregó.

Desde el gremio que nuclea a los bancarios coincidieron en que la suspensión fue un éxito de los trabajadores. “Fue un paso importante. Entendemos que lo de hoy hará recapacitar al gobierno. Resta que los gremios nos sigamos oponiendo a la ley de previsión, a las leyes tributarias y a la laboral”, dijo Matías Layús.