El equipo del momento, con Pelé, en el San Martín

Parece difícil que el Barcelona de Messi se llegue hasta estas costas para jugar un amistoso en verano. Un sueño casi imposible poder disfrutar aquí del que, para muchos, es el mejor equipo de fútbol de la historia. Para quien esto escribe el Barça es sin dudas el mejor de los que vio. Pero si uno no quiere ser tan determinante ni entrar en polémicas, la rica historia del fútbol atesora otros conjuntos que dejaron huella: la Holanda de Cruyff, el Real Madrid de Di Stéfano o el mítico Santos de Pelé.

Uno de ellos, aunque hoy parezca inalcanzable, jugó en Mar del Plata. Fue el elenco brasileño, que se presentó en el desaparecido estadio San Martín de esta ciudad en cuatro ocasiones. Tres de ellas fueron en enero pero paradójicamente nunca dentro del Torneo de Verano en sí.

José Piantoni, el señero dirigente de Quilmes, trajo al Santos en 1967 para jugar dos amistosos. Primero contra la Selección de Mar del Plata y cuatro días después, a partir del éxito de convocatoria que tuvo el match (saldado con un 4-1 para los paulistas) frente al River del “Toto” Lorenzo (fue 4-0 para el Santos).

Los torneos de verano, con mayor regularidad comenzaron un año después, en 1968. Y Pelé volvió al San Martín marplatense en noviembre del 69 para jugar por la Supercopa de campeones de América. En esa oportunidad perdió 1-2 con Racing de Avellaneda.

La última aparición del astro brasileño en Mar del Plata fue en 1970, pocos meses antes de conseguir su tercer campeonato mundial con la selección de Brasil, en México.

Dos días antes de arrancar el Pentagonal de Verano que ya se estaba convirtiendo en un clásico de cada temporada, Boca y Santos se vieron las caras en el San Martín en un amistoso que convocó a una multitud y que fue organizado para saldar el pago del pase del back central Orlando al club paulista.

El 16 de enero de 1970 fue 2 a 2 con sendas conquistas de Madurga para Boca y tantos de Pelé y Coutinho (otro gigante del vecino país) para Santos.

Cinco meses más tarde, tres de esos futbolistas del Santos fueron determinantes en la final que Brasil le ganó 4 a 1 a Italia en el estadio Azteca. Clodoaldo como volante central y Pelé (un cabezazo impresionante para el 1-0) y Carlos Alberto (derechazo cruzado a la carrera tras pase de Pelé) marcando dos golazos.

Vale destacar otra diferencia entre aquellos y estos tiempos. Apenas dos días después de aquel partido ante Boca en Mar del Plata y con los mismos once nombres en cancha, el Santos de Pelé le ganaba 2 a 0 a Talleres de Córdoba en La Boutique. Ese mismo día comenzaba aquí el Pentagonal con el empate (1-1) entre Vélez y el Necaxa mexicano. Lo completaron el propio Boca, Independiente y Racing. Los dos de Avellaneda igualaron en puntos pero los organizadores le dieron el título a “la Academia” porque su rival no tenía fecha posible para jugar un desempate.

Aunque eso fue otro tema. De aquel verano del 70 la gran noticia fue la llegada del Santos de Pelé en Mar del Plata, por entonces el mejor equipo del mundo. Algo impensado por estos tiempos…

deportes, suplemento aniversario

Fuente: LA CAPITAL