Gobierno da garantías a Llallagua para que entreguen a implicados en el caso Illanes

COCHABAMBA |

El viceministro de Régimen Interior, Pedro Villa, informó hoy que el Gobierno aceptó dar todas las garantías solicitadas por el Comité Cívico de Llallagua para que esta población minera entregue a los implicados en el caso de la muerte de Rodolfo Illanes, acaecida el 25 de septiembre en los hechos de Panduro.

Villa afirmó que todavía resta aprehender a cuatro ciudadanos que, de acuerdo a la investigación, serían autores de es este crimen, “para lo cual estamos exhortando a estos ciudadanos para que se entreguen de manera voluntaria ante la Fiscalía”.

“Lo que sí garantizamos a la población sobre todo minera es que no se va a intervenir con la fuerza pública. Precisamente ayer he recibido una nota del Comité Cívico de Llallagua donde nos pedían garantías y que si nosotros dábamos garantías iban a entregar a algunos ciudadanos que estarían involucrados en este crimen y les dijimos que sí. Inmediatamente vamos a trabajar para que una comisión pueda dar las garantías y de esta manera terminar y cerrar el caso del asesinato del doctor illanes”, dijo el viceministro en Cochabamba.

La Policía busca actualmente a cuatro mineros que estarían implicados directamente en la muerte de Illanes: Josué Caricari, Miguel Ferrel y Federico Escobar; además de un cuarto minero “clave”. Villa no adelantó si el pacto con Llallagua se trata de estos cooperativistas.

Sin embargo, aseguró que no habrá más operativos policiales en las poblaciones mineros, como sucedió en Viloco, donde una intervención policial para detener a Ángel Aparaya, uno de los principales acusados del caso, dejó varios heridos y zozobra en esa localidad.

"Que presente pruebas"

Por otra parte, Villa pidió al defensor del Pueblo David Tezanos entregar pruebas respecto a su acusación de que los policías portaban armas en los hechos de Panduro.

"Debenos tener mucha cautela: quien acusa debe probar", recalcó.

El conflicto minero de fines de agosto dejó seis personas muertas; cinco mineros, tres de ellos por impacto de bala, y el viceministro Illanes.