Esposa de Illanes dice que pedirá renuncia de Tezanos por defender a mineros

LA PAZ |

La esposa del exviceministro Rodolfo Illanes, Antonieta Rosario San Martín, informó hoy que pedirá la renuncia del Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, porque considera que se parcializó con los cooperativistas mineros, pese a que ella también es víctima de los luctuosos hechos de agosto.

"Quiero que sepa que voy a pedir que el Defensor del Pueblo sea destituido de su cargo porque este señor no puede seguir siendo Defensor, él defiende a los cooperativistas y jamás ha pensado en mí que también soy víctima", aseveró la viuda de Illanes, momentos después de que Tezanos Pinto prestó su declaración informativa ante la Fiscalía en medio de gritos y una serie de cuestionamientos de parte de los allegados de la exautoridad fallecida.

San Martín cuestionó que el Defensor ni siquiera haya respondido la carta que le envío en septiembre pasado para expresarle su "sorpresa y molestia" por las manifestaciones que hizo el funcionario sobre la muerte de la exautoridad y los cooperativistas investigados por ese caso.

"El Defensor en lugar de asumir su rol constitucional, se ha convertido en abogado de oficio de los cooperativistas involucrados dentro del proceso. Su principal misión no es defender a los imputados, sino defender los derechos individuales y colectivos de todas y todos los bolivianos", expresó la esposa de Illanes en su misiva.

La familia de Illanes cree que Tezanos Pinto no opina de forma objetiva sobre los hechos de agosto y supuestamente se limita a realizar "declaraciones aventuradas" sólo sobre la supuesta violación de los derechos de los cooperativistas.

"Pero los cooperativistas son los que han matado a mi esposo y el Defensor defiende a ellos y a mí jamás me defendió, ni siquiera me contestó a la carta que yo le escribí el 26 de septiembre y ya estamos en 31 de octubre, el Defensor no tuvo la gentileza de decir oiga señora yo sé esto o no sé nada", aseveró.

Tezanos Pinto se presentó a declarar ante la comisión de fiscales que investiga la muerte de Illanes en calidad de testigo y aunque los medios de comunicación quisieron obtener sus apreciaciones, la autoridad no quiso emitir ningún criterio.