El Cementerio General volvió a la vida anoche

Algunos difuntos notables cobraron vida la noche de ayer, a través del cuerpo y la voz de actores y actrices que recibieron al público que se dio cita en el Cementerio General a horas de celebrarse en el país la Festividad de Todos Santos.

La actividad forma parte de un programa elaborado por la Secretaría de Cultura de la Alcaldía municipal de Cochabamba para estas fiestas de Todos Santos y Fieles Difuntos, tradicionales en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica y también en los sectores populares.

Según la creencia, las almas de nuestros seres queridos retornan del mas allá y nos visitan, al menos, por unas horas.

De acuerdo a lo planificado por las autoridades del rubro y luego de los discursos de la Secretaria de Cultura, Ninoska Lazarte, se intentó, sin mucho éxito, lamentablemente, poner en marcha el show con un “maping” sobre el histórico portón del cementerio, por lo que se ordenó la apertura de las puertas del camposanto que hasta ese momento permanecieron cerradas a la público.

Vencidos los primeros momentos de incertidumbre y desorganización, los visitantes fueron guiados por personal de la Alcaldía para conocer detalles acerca de la arquitectura del cementerio y también para escuchar a los actores y actrices que desplegados por diferentes lugares del cementerio, que intentaron dar vida a grandes personalidades de la historia de la región y de Bolivia.

Abrió la ronda de actuaciones el personaje que hizo del presidente René Barrientos Ortuño, trágicamente fallecido en un accidente de helicóptero en abril de 1969. El actor dio lectura a las que, según dijo, fueron las últimas palabras del mandatario antes de perecer.

Bajo el encanto de la noche, las personalidades fueron brotando como por arte de magia. A continuación, don Ramón Rivero retornó a la vida y, a través de la personificación de un actor, explicó su contribución a la urbanística y el ordenamiento de la ciudad del valle. De repente, el público giró la cabeza y se encontró con otra personalidad de nuestra historia, Adela Zamudio. La actriz, ataviada a la usanza de la época, retrató vivamente el recuerdo de la poetisa, pintora y luchadora por las reivindicaciones femeninas. En breve diálogo con este medio, la actriz que encarnó a doña Adela, Karen Revollo, dijo sentirse honrada de desempeñar este papel.

La máquina del tiempo está vez nos puso, en el lapso de breves minutos, ante el caudillo de la insurrección de Cochabamba en 1810, Esteban Arze, y Carmen Soria, la madre de un soldado que a través de una carta narró un episodio de la Guerra del Chaco, en Alihuatá. De acuerdo a la carta,de los casi 4 mil hombres que componían las fuerzas bolivianas que desmoralizadas después de la derrota de Boquerón, fueron conminadas a quedarse y defender a la Patria o irse, huyendo del enemigo; sólo 730 valientes decidieron plantar cara la enemigo y derrotarlo a fuerza de cañonazos.

El recorrido arquitectónico nos permitió conocer algunos detalles al respecto, como la combinación de estilos, entre el neoclásico y el modernista. También se informó acerca de cuán vinculado a la muerte está y estuvo el Cementerio.

Este lugar fue escenario de la Batalla de la Coronilla, siglos antes fue centro de enterramientos durante el incario y antes que el incario, fue un lugar transitado en el periodo tiahuanacota. “Existen vestigios que desmuestran este detalle”, nos dijo Irina Ormachea, Jefa de Patrimonio de la Alcaldía, detalle que fue corroborado por Rodrigo Delgadillo, el director de un documental sobre el cementerio general.

 

CEMENTERIO GENERAL ESTÁ SIENDO REFACCIONADO

El Cementerio General de la ciudad de la ciudad de Cochabamba es considerado el primer camposanto de Bolivia. De acuerdo a los datos históricos, se conoce que, en 1826, el Mariscal Antonio José de Sucre emitió un decreto supremo para la creación de cementerios en la naciente República de Bolivia y las autoridades regionales de entonces decidieron buscar y consolidar un terreno de aproximadamente 16 hectáreas, detrás de la Colina de San Sebastián.

Antes de 1826, los entierros eran realizados en los atrios, pórticos o patios de las iglesias, sin precauciones de higiene, convirtiéndose estos espacios en focos de infección y malos olores.

Otro dato interesante que se conoce del Cementerio General es que los arcos del portón principal del camposanto formaron parte del portal de ingreso a la antigua alameda, hoy el paseo de El Prado. El Cementerio General es considerado, junto a la Colina de San Sebastián, Patrimonio Histórico de Cochabamba.

Los actuales encargados de la administración del camposanto informaron que se vienen realizando una serie de trabajos destinados a restaurar y remozar el lugar, manteniendo las características arquitectónicas. Con el objetivo de convertirlo en un centro turístico y patrimonial de la región, el país y la humanidad, se procede a efectuar el mantenimiento de la fachada principal, el cambio de pisos, además de instalación de barandas, asientos y paseos tipo colonial, a lo largo de sus 65 bloques.

 

CRIOLLÍSIMA VS HALLOWEEN

Perú | EFE

Es la fiesta más tradicional de Lima y la costa peruana, pero el Día de la canción criolla afronta en los últimos años la “fatalidad” de coincidir en la fecha con el Halloween, una celebración foránea que cada vez gana más adeptos entre los peruanos.

Cada 31 de octubre, los limeños más recalcitrantes reivindican una tradición que habla de un pasado de linajes y tradiciones, a pesar de que su fiesta sólo fue instituida oficialmente en 1944.

A la contra, el Halloween ha ganado terreno en las últimas dos décadas, con mayor velocidad en el último quinquenio, y ya es habitual ver a niños disfrazados pidiendo caramelos, mientras muchos jóvenes y adultos también acuden disfrazados a innumerables fiestas.

Según datos de la consultora Findasense publicados el fin de semana por el diario Correo, las palabras más usadas por los peruanos sobre el “día de las brujas” en Internet son “disfraces” y “sexy Halloween”, seguidas por “maquillaje”,