Rajoy inicia su segundo mandato consecutivo

Madrid | AFP y AGENCIAS

El conservador Mariano Rajoy juró ayer como presidente del Gobierno español, iniciando su segundo mandato consecutivo, esta vez en minoría y ante un Parlamento hostil, que pondrá a prueba su capacidad de diálogo.

Tras obtener el voto de confianza con mayoría simple en el Parlamento la noche del sábado, poniendo fin a 10 meses de bloqueo político en España, Rajoy acudió ayer al Palacio real de la Zarzuela para jurar el cargo.

“Juro cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente de Gobierno con lealtad al rey”, expresó con una mano sobre la Constitución española y otra sobre la Biblia.

Luego, fue saludado por el rey Felipe VI, quien firmó el domingo su primer decreto nombrando a un jefe de Gobierno desde que asumió el trono en 2014 tras abdicar su padre Juan Carlos I.

Rajoy, de 61 años, y desde 2011 en el poder, dedicará los próximos días a la formación de su nuevo gabinete, cuyos integrantes desvelará el jueves, para convocar a un primer consejo de ministros para un día después.

A diferencia de su primer Gobierno, con mayoría absoluta, contará ahora sólo con el apoyo garantizado de los 137 diputados del Partido Popular (PP) en la Cámara Baja de 350 escaños, por lo tanto se verá obligado a negociar ley a ley.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la segunda fuerza en el Parlamento, que con su abstención permitió la investidura, advirtió que no garantizará la estabilidad de los conservadores.

También tiene asegurada la resistencia de la tercera fuerza, la coalición de izquierda radical Unidos Podemos, que se proclama como oposición al Gobierno conservador en vista de una crisis interna que desgarra a los socialistas.

La formación liberal de centro Ciudadanos, cuyos 32 diputados respaldaron la investidura de Rajoy, vigilará que se cumpla con un paquete de más de 100 reformas al que éste se comprometió en los debates.

“Sea el Gobierno que sea, va a haber cambio de rumbo y va a haber medidas reformistas”, garantizó Juan Manuel Villegas, portavoz adjunto del grupo parlamentario de Ciudadanos.

Aunque se ha mostrado abierto al diálogo, Rajoy advirtió el sábado no estar “dispuesto a derribar lo construido”, un mensaje que reiteró un portavoz de su Partido Popular (PP, derecha) ayer.

 

EL PSOE SANCIONARÁ A DIPUTADOS QUE VOTARON “NO”

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) comunicó ayer a los 15 diputados que votaron “No”  a Mariano Rajoy que se abre el procedimiento contra ellos previsto en el Reglamento del Grupo Parlamentario. Como les ha comunicado el responsable de disciplina del Grupo, Luis Carlos Sahuquillo, ahora tienen una semana para presentar alegaciones antes de decidir sobre la sanción económica que se les impondrá, que puede ir de 200 a 600 euros.

Este procedimiento no tiene nada que ver con el posible expediente disciplinario que la Comisión Gestora podría abrir a los seis militantes del PSOE que votaron “No” en este caso se quedan al margen los siete diputados del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) y las dos independientes, Margarita Robles y Zaida Cantera, porque no son militantes del PSOE.

Fuentes de la dirección del Grupo Socialista explicaron que “no hay nada previsto” más allá de la sanción económica, que probablemente será la máxima prevista, de 600 euros. De momento, el presidente del Grupo, Antonio Hernando, no ha decidido si aumentará el castigo a los díscolos.