Bolívar se reafirma en la cima con un empate que sabe a triunfo

Una feroz remontada guiada por Juan Miguel Callejón y Gastón Cellerino, le permitió conquistar un punto de oro a Bolívar frente a Universitario, en lance jugado en el estadio Patria.

Un primer tiempo de ensueño fue el que le permitió al cuadro docto tomar el resultado con comodidad, hasta incluso pudo ampliar la diferencia en el inicio. Muy temprano, sobre los dos minutos de iniciado el encuentro, el argentino Alejandro Domeneghini, fusiló literalmente al golero Diego Zamora, tras recibir una buena habilitación de su compañero, Marcelo Gómez, luego con potente trallazo venció la portería del tarijeño Diego Zamora. Parecía que este gol le dio un gran incentivo a los chuquisaqueños, mientras los celestes estaban bastante desconcertados por la fuerza con la que llegaba a su portería el plantel local, alentados por Marcelo Gómez y Alexis Bravo. Encima, sobre los 34 minutos del primer tiempo, fue expulsado Luis “Matraca” Gutiérrez por una falta fuerte sobre Gómez. Con uno menos, se le hizo cuesta arriba al plantel celeste, que sin embargo, no obstante sus intenciones ofensivas, no pudieron descontar el marcador adverso. A un minuto del final del encuentro, fue el turno de Marcelo Gómez, quien recibió un buen centro desde la derecha de Bravo, para empalmar de cabeza al costado más lejano de Diego Zamora, que no obstante su acción no pudo detener la potencia del cabezazo. Con esta diferencia a favor de los chuquisaqueños y mascullando su bronca, así ingresaron a los vestuarios los jugadores celestes. Si el primer tiempo fue bastante favorable para el elenco docto, en el segundo cambió un poco la circunstancia del encuentro. El ingreso de Gastón Cellerino y Walter Flores le permitió ganar fuerza en la ofensiva a los celestes, además ordenarse en el juego de mediocampo, no obstante que estaban con uno menos. Cellerino le dio bastante fuerza a los celestes. Por eso no extrañó que sobre los 63 minutos, el argentino Cellerino ponga dramatismo al partido, tras anotar el primer tanto para los celestes. El encuentro estaba 1-2 a favo del cuadro docto, que poco a poco se fue quedando y permitiendo la reacción de los celestes. Sin embargo, el encuentro alcanzó un mátiz aún más desfavorable al celeste, tras la expulsión de Cellerino, a los 76 minutos de juego. Bolívar ya estaba con dos jugadores menos y con el marcador en contra. De la mano de Callejón, los celestes buscaron el arco contrario, no obstante esta limitación. Por eso, cuando llegó el empate, a los 70 minutos, a veinte del final, le dio un tinte dramático al encuentro, porque se tornó un encuentro de ida y vuelta, con los celestes buscando el tanto del triunfo no obstante la diferencia numérica. No hubo más gol, aunque hubo afanes en uno y otro para el tanto del triunfo. Sobre el final, Nelson Cabrera se lo perdió solo ante Marcelo Robledo, no habría tiempo para más, tomando en cuenta que se hubiera disparado si es que conseguía sumar de a tres. Pero, la alegría de los visitantes era evidente, porque el punto puede ser vital.