Incendio voraz en Sama arrasa con todo a su paso

REDACCIÓN CENTRAL/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico –  Agosto 12/2017) Descontrolado, así está el incendio en la serranía de Sama que pese a la movilización ciudadana como de las instituciones no pudo ser controlado, especialmente por los fuertes vientos que corriendo en la ciudad, por encima de los 40 kilómetros por hora, siniestro que dejó lamentablemente el saldo de dos personas fallecidas.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira Justiniano, estuvo comandando las acciones de Defensa Civil en la zona, quien junto al gobernador, Adrián Oliva Alcázar, el alcalde de Tarija, Rodrigo Paz Pereira y el alcalde de San Lorenzo, Miguel Ávila Navajas, dieron al cierre de la jornada una conferencia de prensa conjunta.

Pereyra explicó  que están apoyando  dos helicópteros que realizaron ayer unos 14  “vaciamientos” en puntos estratégicos en la zona de Tucumilla, donde parcialmente el fuego ya habría sido controlado.

“Se han detectado seis focos de incendio activos, por eso en coordinación con el Comité de Defensa, comenzamos a operar, los bomberos especialistas que llegaron desde La Paz van a remplazar al equipo que estaba trabajando desde la noche del jueves”, indicó  Ferreira.

El ministro dijo que tiene la orden del presidente, Evo Morales Ayma, de quedarse junto con los equipos de apoyo  hasta que sea controlada esta situación.

Los dos helicópteros están equipados con el denominado ‘Bumby bucket’ es una bolsa para llevar agua, que tiene una capacidad de al menos 1.800 litros de agua por viaje.

Ferreira espera que el incendio pueda controlarse  hasta hoy, con el trabajo de los equipos que llegaron desde Cochabamba y La Paz.

El ministro junto a los bomberos que llegaron de otras capitales del país  hicieron  un análisis,  creyendo que los principales focos están siendo controlados, mismos que podrían ser sofocados hoy si el clima también favorece en esta situación, especialmente,  si baja la intensidad de los  vientos.

El gobernador, Adrián Oliva, informó que hasta la noche de este viernes habían cuantificado  unas  7.000 hectáreas  afectadas por el incendio en la serranía de Sama.

Oliva remarcó que los integrantes del grupo especialista que llegaron de Cochabamba y de La Paz trabajarán toda la noche en cuatro puntos para mantener las llamas “bajo control”.

“Se sofocaron 10 puntos del incendio, quedan algunos que nos están afectando por las condiciones del viento que no nos favorecen”,  declaró Oliva.

El gobernador destacó la cooperación internacional, especialmente del Gobierno de Salta, Argentina que comprometió también el apoyo con el traslado de bomberos y equipos.

Acción similar está haciendo la Gobernación de Santa Cruz que está enviando equipos y personal especializado para apoyar a los bomberos que están trabajando en la zona desde el pasado jueves.

“Nos van a apoyar con la dotación de equipos y voluntarios, vamos a estar atentos a todo”, dijo el gobernador Oliva.

Al mismo tiempo pidió calma a la población.  “Esperemos que en las próximas horas tengamos buenas noticias”.

Sin embargo,  el incendio por las zonas de Guerrahuayco, San Andrés, y San Pedro de Sola  tomó mayor intensidad, generando desesperación en los pobladores  que solicitaban el apoyo, pues el fuego se expandió con rapidez.

La Gobernación informó que fue conformado un equipo de emergencia que atenderá cualquier llamado. En la plaza principal de la ciudad, miembros del Comité Cívico  habilitaron un   salón para recibir donativos, con el fin de  apoyar el trabajo de las personas que trabajan en la zona del siniestro.

La Cuarta Brigada Aérea mediante un informe solicitó el repliegue de los civiles  que se trasladaron hasta el lugar del incendio para evitar accidentes.

Policía aprehende a presunta responsable

Una mujer de 50 años, identificada como Carmen Z. fue aprehendida por miembros de la Policía, quien sería la presunta responsable de  iniciar de manera involuntaria este siniestro.

Los primeros informes policiales revelan que la mujer habría salido a quemar basura y por las intensas ráfagas de viento  perdió el control de la quema que derivó en el incendio que  inició desde el miércoles.

Dos personas fallecidas en el siniestro

El siniestro que se desató a lo largo de la serranía de Sama  se tornó incontrolable por las fuertes ráfagas de viento que azotan Tarija, donde dos personas fallecieron, una de ellas, integrante de la Escuela Básica Policial (Esbapol) y el otro un comunario de Guerrahuayco.

Las comunidades de Coimata, Erquis, Gurrahuayco, La Vitoria y Tucumilla,  son las principales zonas afectadas, donde el fuego además se llevó gran parte del ganado.

230 efectivos policiales fueron desplazados desde la mañana, para apoyar el trabajo que realizan los bomberos de la Policía, posteriormente,  se sumaron grupos voluntarios que también se trasladaron hasta los lugares más críticos,  donde el incendio estaba poniendo en peligro la integridad de cientos de personas, pero debido a las inclemencias del tiempo, este trabajo por momentos se volvía  inútil.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, junto con el gobernador,  Adrián Oliva,  sobrevoló  la zona as afectada a bordo de un helicóptero.

Uno de los hechos más lamentables, fue en el que una estudiante de la Escuela Básica Policial, falleció accidentalmente mientras realizaba trabajo de apoyo en la zona.

El accidente ocurrió cuando la joven se dirigía por la tarde a trabajar en una de las zonas afectadas por el fuego.

Ella viajaba en una patrulla por la zona de Guerrahuayco, pero el fuerte viento, hizo que el fuego cambie de sentido y sorprenda a los policías, quienes tuvieron que hacer un giro.

En ese momento, la joven resbaló y cayó a un barranco de unos 30 metros, con la mala suerte que golpeó su cabeza, generándole una herida letal.

Hasta el cierre de  edición, desde la Gobernación confirmaron  que otra persona habría perdido la vida también en Gerrahuyco, que sería un comunario que también luchaba contra las llamas.  Mientras tanto, en la zona de Lazareto, unas 30 personas  habrían quedado atrapados en medio de las llamas, mismas que no pudieron replegarse. (eP).