Semapa recibe 430 l/s y regulará entrega de agua

El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) recibe entre 430 a 450 litros por segundo (l/s) de agua de Misicuni, con lo que espera estabilizar la entrega a la población hasta la próxima semana. La empresa aumentará la dotación pero no podrá entregar agua las 24 horas del día.

El gerente de Semapa, Gamal Serhan, indicó que la semana pasada hubo un desfase en la entrega del líquido debido a la suspensión en la entrega durante tres días, por la reparación de un ducto que tenía fuga en la zona de Molle Molle en Quillacollo.

“Hay que explicarle a la gente que tenemos varios días de rezago en la distribución, por lo tanto, nos vamos a poner al día la próxima semana, en el peor de los casos, en 15 días”, dijo.

Serhan indicó que la empresa de agua no podrá entregar el agua las 24 horas del día mientras no supere su déficit de 1.800 l/s.

Con la entrega de 500 l/s de Misicuni, Semapa sube de 600 a 1.100 l/s su oferta, por lo que no alcanza a cubrir su déficit.

“Yo nunca he prometido agua las 24 horas. Cuando nosotros lleguemos a nivelar la demanda con la oferta, podemos hablar de 24 horas; mientras no nivelemos, no podemos hablar de eso, no nos alcanza. Es nuestro objetivo, ojalá podamos alcanzarlo”, explicó el funcionario.

Debido al incremento del caudal de agua de Misicuni, en unos 15 días más, Semapa volverá al cronograma normal de distribución de 2015 cuando se disponía con 900 l/s, debido a que en 2016, por la sequía, sólo disponía de menos de 700 l/s.

“Pensamos regresar a nuestro cronograma normal de 2015, que tuvo que ser desfasado en 2016 por la crisis”, dijo el gerente.

Aumenta caudal

Serhan explicó que, con la llegada 500 l/s de Misicuni, Semapa incrementará la disponibilidad de agua en un 20 por ciento.

“La cantidad de usuarios es la misma pero ahora existe un poco más de agua, entonces les toca a todos un poco. Ese 20 por ciento se va a traducir en volumen de agua, no tanto en tiempo”, explicó.

Varias etapas

La etapa de pruebas del nuevo ducto de 12,7 kilómetros que traerá agua de Misicuni continuará, según Serhan.

“Toda obra tiene varias etapas. Ahora estamos en la puesta en marcha, más o menos eso durará tres meses, en ese tiempo se realizará el monitoreo para que todo el sistema funcione”, dijo.

“Se debe verificar que todo esté funcionando, haces unos ajustes, pero no se interrumpe la operación, ese es el periodo entre la entrega provisional y definitiva”, detalló el gerente.

El lunes, la Coordinadora Ad hoc del Agua y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) expresaron su molestia por el racionamiento de agua que sufren la zona sur y central.

Denunciaron que, en el centro de la ciudad, el turril de agua se comercializaba hasta en 35 bolivianos.

Semapa rehabilita su tubería del plan inmediato para traer 300 l/s y subir hasta diciembre 1.000 l/s de Misicuni.

 

ENDE CASI LLENA EMBALSE POR SUSPENSIÓN EN ENVÍO DE AGUA

El embalse de compensación de la Hidroeléctrica Misicuni, que tiene una capacidad de 280.000 millones de metros cúbicos (m3), llegó a los 240.000 millones de m3 durante los tres días que se suspendió el envió de agua a Semapa, por la reparación de la fuga de un ducto.

La Hidroeléctrica debe operar con 50.000 m3 de agua por día, para bajar en cinco meses los 9 millones de m3 que tiene disponible en la presa Misicuni para generar energía eléctrica, informó el gerente de la empresa ENDE Corani, José María Romay.

Misicuni suspendió el envió de agua el 5 de septiembre, y el 8 de septiembre restituyó el envío con 140 litros por segundo (l/s). El lunes, la cantidad se elevó a 430 l/s. “Había preocupación porque si se llenaba el embalse no podríamos operar, pero felizmente ya estamos desfogando mayor cantidad de aguas, quizá mañana (por ayer) lleguemos a los 500 l/s”, dijo Romay.

La hidroeléctrica opera tres horas por día para generar 42 megavatios por día. Esta energía eléctrica se genera en la noche, cuando hay mayor demanda. La Hidroeléctrica se construyó con un presupuesto de 144 millones de dólares.

 

PARO DE AGUATEROS PREOCUPA A VECINOS DEL CENTRO Y SUR

Después de que los carros cisterna que captan agua de los pozos de la zona norte anunciaron un paro a partir de hoy, los vecinos de la zona central y sur están preocupados por el abastecimiento de agua. El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fedjuve), Eliseo Alejandro, indicó que esto afectaría en gran medida especialmente a la zona que no recibe agua de Semapa.

Los cisterneros argumentan que las tomas de agua han disminuido su caudal y a eso se suma que hay desacuerdo con los propietarios de los pozos. “Este mes se ha sentido la ausencia de los carros aguateros en la zona sur, muy poco están pasando. Estamos preocupados, porque la gente no tiene otra forma de abastecerse de agua”, dijo Alejandro.

Vecinos de la zona este y central de Cercado tuvieron que recurrir a comprar agua en cisterna porque Semapa les entregó muy poca agua durante este mes. “Me daban agua jueves y viernes pero esta vez no me han dado y el domingo sólo ha llegado unas horas, no sabemos cuándo nos van a dar tenemos que estar pendientes de la pila”, dijo el representante de Fedjuve, Nelson Álvarez, que vive en la zona central.