Militares cercan mayor favela de Río de Janeiro

Un contingente de 950 efectivos de las Fuerzas Armadas de Brasil cercaron ayer la mayor favela de Río de Janeiro, por los tiroteos que se registraron en al menos seis barrios.

Varios helicópteros y más de una decena de tanques se encontraron en el lugar, donde las escuelas y hospitales, y el bloqueo de calles, entre ellas la principal vía que conduce al festival Rock in Río, fueron cerradas.

Los militares, apoyados por diez carros blindados, llegaron a los accesos de la Rocinha y se desplegaron por las calles de la favela para dirigirse hacia los bosques que rodean la comunidad y en donde se esconden los pistoleros que intentan expulsar al grupo que actualmente controla el tráfico de drogas en la región.

Cabe recordar que un fuerte tiroteo se registró en la favela, que obligó a la policía a ocupar la barrida desde el domingo, por lo que las autoridades bloquearon cerca de cinco horas la autopista Lagoa-Barra.

El conflicto en la Rocinha, en el que una persona fue herida de bala, se suma a las cuatro muertes registradas entre el domingo y el lunes, que se agravó con el incendio de un autobús que pasaba por la favela.

Los tiroteos se extendieron a otras cinco favelas en las zonas norte y oeste de Río de Janeiro, lo que igualmente provocó movilización de policías, cierre de vías y enormes embotellamientos.