Plan apoyará mitigación de incidentes climáticos

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua inició el diseño del programa denominado “Bolivia resiliencia frente a riesgos climáticos”, que incluye la edificación de obras civiles, gestión de conocimientos y fortalecimiento institucional, con el propósito de impulsar tareas preventivas y de mitigación, a objeto de encarar los riesgos que están causando los efectos del cambio climático en Bolivia y el resto del mundo informaron el martes fuentes institucionales.

La resiliencia, en ese ámbito, se conoce como la capacidad de una población para enfrentar el impacto del cambio climático, producto de la alta variabilidad de temperaturas, lo que afecta a la provisión de agua y, asimismo, a la preparación de los diversos agentes regionales y de los municipios para diseñar políticas de mitigación medioambiental.

“La primera fase del programa empezará en 2018, priorizando las cuencas de Alpacoma, en el departamento de La Paz, que involucra al municipio de Achocalla; y la cuenca del Rocha, en Cochabamba, con intervención en el Cercado, Vinto, Sipe Sipe, Colcapirhua y Quillacollo”, según informes oficiales.

INFRAESTRUCTURA

Según el documento difundido al respecto, en las áreas de intervención se ejecutarán diques, obras de estabilización, laderas, control de la erosión, reservorios multipropósito para la laminación de avenidas y las canalizaciones, entre otros.

También incluye la elaboración de estudios sobre riesgos climáticos, con el fin de identificar y diseñar obras de mitigación; y acciones de concientización ambiental en las poblaciones de los seis municipios.

Además, la gestión del conocimiento sobre riesgos climáticos, con el fortalecimiento de capacidades de Entidades Territoriales Autónomas y de las instituciones gubernamentales vinculadas con el área.

FINANCIAMIENTO

El programa busca reducir el riesgo climático en cuencas prioritarias y mejorar el desempeño del país en la identificación del riesgo; su ejecución demandará la inversión de 40 millones de dólares, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

TEMPERATURA

Bolivia es uno de los países con mayor afectación por desastres naturales en la región andina. En los últimos años, la temperatura se elevó en el país a razón de medio grado centígrado, según el científico Humberto Gómez, ex miembro de la Fundación Amigos de la Naturaleza. El experto dijo recientemente que las regiones más vulnerables del país al cambio climático son el altiplano y las poblaciones de la amazonia, donde las familias suelen perder en muchos casos la totalidad de sus cosechas y, asimismo, la insuficiente infraestructura productiva por acción de inundaciones y riadas.

Desde el punto de vista forestal, Bolivia perdió 470.000 hectáreas de bosques en 2016, la deforestación más elevada en los recientes 16 años.

IMPACTO

En el período 1970-2016 se reportaron 70 desastres naturales, que causaron la muerte de al menos 1.583 personas y afectaron a una población de más de 7,7 millones de habitantes; 99,6% fueron afectados por eventos hidroclimáticos.

Las inundaciones, deslizamientos y la sequía, asociados a los episodios del fenómeno de El Niño en los periodos 1983-1984 y 1997-1998, ocasionaron pérdidas, según estimaciones, equivalentes al 15,3% y 6,3% del Producto Interno Bruto (PIB), respectivamente.