Sebastián Pol no podrá asistir a ningún evento deportivo durante 20 días

Tras dormir en prisión, el delantero de Audax Italiano, Sebastián Pol, tuvo ayer el control de detención por la patada que le propinó a un hincha terminado el compromiso frente a Universidad Católica.

El jugador fue dejado en libertad, pero con prohibición de ir durante 20 días a cualquier espectáculo deportivo.

Durante ese plazo, se llevará a cabo la investigación del hecho, que podría radicar en alguna otra sanción si el tribunal así lo determina.

En el plano futbolístico, por el momento Pol será baja en Audax Italiano durante casi un mes, también a la espera de que lo que resuelva el tribunal de la ANFP.

Querella

En la audiencia, el abogado querellante del aficionado agredido relató lo ocurrido el sábado en San Carlos de Apoquindo: “Cristóbal gritó ‘mala leche’. El jugador lanzó una patada dirigida a la cabeza, que esquiva la víctima”.

Disculpas

El gerente general de Audax Italiano, Lorenzo Antillo, declaró a radio Cooperativa que “es una situación lamentable. Como club pedimos las disculpas al hincha de Católica. Esta no es una situación feliz ni tampoco las agresiones que el propio jugador sufrió por parte de este hincha”.

“Nada justifica la reacción de Pol, pero ya está, las consecuencias son estas”, agregó, después de acompañar al jugador hasta la 47° Comisaría de Los Dominicos.

Además, se refirió al estado de ánimo del ex goleador de Cobreloa y Santiago Wanderers: “Sebastián está muy apenado, muy arrepentido. Está muy complicado por la situación”, reveló.

“lo quise asustar”

Tras la audiencia, el atacante argentino contó que el hincha de la UC “me insultó y me lanzó un escupitajo, eso hizo”.

“Tuve una reacción donde la persona hizo algo que no debía. (…) Pido mil disculpas a él. No quise pegarle, lo quise asustar. No quería pelear. Es algo que me enseña la vida”, agregó, además de que “yo fui el culpable de esto”, aseveró.