DT loíno manifestó que Cobreloa quedó sin margen de error tras sumar cuarta derrota

Redacción

Tras concluir el duelo que Cobreloa perdió por 2-1 con Santiago Morning en el estadio La Pintana, se vinó la autocrítica de los jugadores y del cuerpo técnico de la escuadra minera, quienes reconocieron que se han cometido una serie de errores que han sido los causantes de estos resultados negativos que mantienen a los Zorros del Desierto en la parte baja de la tabla de posiciones, con 7 puntos en nueve partidos disputados.

El estratega del plantel naranja, César Bravo, quien resultó expulsado en el encuentro ante los bohemios, al igual que el ayudante técnico, Rodrigo “Kalule” Meléndez, manifestó que “no hay margen de error” al considerar que restan cinco fechas para concluir la primera etapa de este certamen regular de ascenso a la serie de honor, donde Cobreloa suma 7 unidades de 27 posibles.

También tuvo otras palabras considerando que se avecina el fin del año, en circunstancia que éste fue confirmado hasta concluir dicha etapa, indicando que ya vendrá el tiempo de la evaluación, asimismo como definir los posibles refuerzos para enfrentar la segunda fase de este campeonato de la Primera “B” que definirá un cupo para el ascenso en la temporada 2016-17.

Y en cuanto a la expulsión, indicó que pidió disculpas al juez de la contienda, ya que consideró que fue la “calentura” propia de estos partidos, donde en más de una ocasión le pidió que lo atendiera con sus reclamos, y cuando éste optó por hablarle, le respondió que ahora no lo atendería.

En cuanto al partido propiamente tal, reconoció que “dimos un paso en falso”, aunque en ningún minuto planteó que bajaría los brazos, “Hay que seguir luchando. Llegar a final de año y ver como se a la manera de reforzar el equipo”.

Sin duda, que la campaña de los Zorros del Desierto en calidad de forastero resulta ser paupérrima, en circunstancia que en cinco partidos posibles, suma cuatro derrotas y un empate, es decir, registra un 6.6 por ciento.

Invicto de local

Mientras que de local la cosa no cambia mucho, ya que salvo el triunfo ante Rangers de Talca (4-0), sin considerar los encuentros ganados por Copa Chile (Antofagasta y La Serena), no suma de a tres en su propio reducto, donde por lo menos no registra derrotas, ya que en cuatro pleitos disputados registra tres empates (Iberia de Los Ángeles 2-2, San Marcos de Arica 0-0 y Curicó Unido 0-0) y una victoria.

Con estos resultados el rendimiento de local alcanza al 50 por ciento, ya que suma seis puntos de 12 posibles, algo que contrasta con la estadística general, donde suma 7 puntos de 20 posibles en nueve partidos, es decir, que ni siquiera suma un punto por partido, con un porcentaje de rendimiento que alcanza al 25.92%.

Aún restan cinco fechas por disputarse, donde el plantel minero deberá sumar el máximo de los puntos en disputa, a la espera que los líderes del certamen de ascenso no logren resultados positivos en la parte final del Torneo de la Primera “B”.

Al conjunto de César Bravo le resta por jugar con Deportes Copiapó, Magallanes, Puerto Montt, Unión La Calera y La Serena, este último elenco será el próximo rival de los Zorros del Desierto, el domingo 6 de noviembre, a las 16 horas, en el estadio Municipal de Calama.

AUTOCRÍTICA del plantel

Al igual como el director técnico de los Zorros del Desierto, César Bravo, efectuó la autocrítica al concluir el duelo con el líder de la Primera “B”, Santiago Morning, que marcha en la cima con 20 unidades, a trece de Cobreloa; el resto del plantel también se refirió a esta instancia que vive el elenco loíno, comenzando con el atacante paraguayo Bibencio Servín, quien se mostró dolido e incluso con vergüenza, aseveró, producto de este resultado: “Hay que jugar como en la Primera ‘B’. Con esto no alcanza hay que hacer una autocrítica en el cuerpo técnico y en los jugadores”.

Mientras que el defensa nacional Manuel Ormazábal, comentó que “no estamos bien, no tenemos la jerarquía para cerrar el partido”, ya que planteó que siempre cometen los mismos errores que determinan el resultado final. Tras ir ganando por la mínima diferencia y caer por 2-1.

Al igual que sus compañeros de equipo, el artillero José Pablo Monreal, sentenció que “todos los partidos nos hacen los mismos goles. Perdimos la pelota de contragolpe”, y no logran recuperarse y terminan al igual que ahora, perdiendo y lamentándose por algo que bien pudo ser una celebración con todos los hinchas que se dieron cita en el estadio La Pintana de la capital.