O’Higgins trata de manejar la “ansiedad” para derribar a su bestia amarilla

La Universidad de Concepción se ha convertido en una piedra en el zapato para los últimos tres técnicos de O’Higgins de Rancagua. Los argentinos Facundo Sava, Pablo Sánchez y el actual DT, Cristián Arán, no han podido sortear con éxito en distintos torneos y circunstancias la valla del Campanil.

El recuerdo negativo más reciente es aquel 1-2 del pasado 30 de abril que le arrebató, a estadio lleno en Rancagua, la posibilidad de salir por segunda vez en la historia al Capo de Provincia. Dicho doloroso juego terminó siendo el séptimo partido en que los universitarios no fueron derrotados por los celestes desde el sábado 19 de octubre, cuando los entonces dirigidos por Eduardo Berizzo ganaron por la cuenta mínima en el Municipal de Yumbel con gol del ‘Tucu’ Hernández al filo del primer tiempo.

De hecho el historial de ambos marca una leve supremacía de ocho triunfos para el Campanil, siete para los rancagüinos y siete empates, dos de ellos en la anterior versión de Copa Chile en que los penquistas eliminaron en penales al ese entonces equipo dirigido por ‘Vitamina’ Sánchez.

A las 17:00 horas de este domingo en el Ester Roa se vuelven a enfrentar, esta vez con realidades muy distintas al último choque en El Teniente. Los de Arán repiten la historia para buscar bajar otra estrella, mientras los ahora adiestrados por Francisco Bozán son los colistas del Torneo Apertura.

“Universidad de Concepción no viene bien entonces y va querer salir a ganar los tres puntos como sea, más allá en su casa”, comentó el joven zaguero Brian Torrealba, respecto el difícil presente de quien fuese su verdugo el torneo pasado.

El oriundo de Machalí sostuvo que en Collao “nosotros tenemos que estar atentos, porque quizás a esta misma altura el campeonato pasado nos pasó la cuenta la ansiedad también contra la Universidad de Concepción. Y esta vez esperamos estar mejor preparados y afrontar el partido de mejor manera”.

El goleador del equipo celeste, Cristián Insaurralde, también tiene claro que no deben tropezar con la misma piedra. “Se asimila un poco a lo que fue el torneo pasado (…) La verdad es que nos quedó todavía esa espinita del torneo pasado y esperemos que en este torneo sea totalmente diferente”, señaló el argentino.

“Son partidos muy decisivos. La cabeza no puede estar en otro lado que no sea en estas dos finales. Estamos ilusionados y a través de esa ilusión uno hace que esté siempre más concentrado y metido en el tema de disputar y ojalá obtener el torneo”, sentenció el futbolista formado en River.