Diez años de cárcel para hombre que abusó sexualmente de una menor

Un hombre de 58 años fue condenando por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santa Cruz a cumplir una pena de 10 años y un día en la cárcel tras ser declarado culpable del delito de abuso sexual reiterado, cometido en contra de una menor. Tres fueron los hechos que la Fiscalía le imputó al ahora condenado, los cuales ocurrieron entre los años 2010 y 2013, en la vivienda que compartían.

De acuerdo a los antecedentes, los hechos investigados por la fiscal de delitos sexuales, Carmen Agurto, datan del año 2010 cuando la menor -de entonces 10 años- habría sido abusada sexualmente por un conocido de su familia en la vivienda que ambos compartían y donde el imputado se encontraba al cuidado de la pequeña víctima.

Estas conductas ilícitas continuaron en al menos dos oportunidades, según los antecedentes que la Fiscalía pudo recabar a través de los relatos de la víctima de los abusos sexuales, y en base a diversos peritajes que se realizaron en el contexto de esta indagatoria.

Fue así que el Tribunal Oral en lo Penal de Santa Cruz, en virtud del cúmulo de antecedentes que la Fiscal expuso en el juicio, decretó una sanción de 10 años y un día de presidio efectivo en contra de M.H.D.D. de 58 años de edad, cuya defensa intentó recurrir de nulidad ante la Corte de Apelaciones de Rancagua, la que sin embargo rechazó esta solicitud, manteniéndose dicha condena.

Condena por robo en Rengo

Otra de las condenas que logró la Fiscalía fue en la Región de O’Higgins, a través del fiscal de Rengo, Carlos López, quien consiguió una condena efectiva de 5 años y un día en contra de Carlos Luis Herrera Opazo, de 37 años, quien fue acusado por el delito de robo en un domicilio en la comuna.

Según los antecedentes entregados por la Fiscalía durante el juicio oral, el 31 de mayo del año 2015, en circunstancias que los moradores del domicilio habían salido, llegó el imputado e ingresó por una ventana para sustraer diversas especies, entre ellas tres teléfonos celulares y una máquina de coser.

Pese a huir tras el robo en la vivienda, el hombre de 37 años fue detenido por personal policial y tras las diligencias respectivas, el fiscal a cargo de la indagatoria presentó la acusación en su contra, consiguiendo que el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Rancagua lo sentenciara a la pena de 5 años y un día de presidio, condena que deberá cumplir de manera efectiva.