Consecuencias del paro: Contraloría instruye descuentos a funcionaros que se movilizaron

Pese a que el paro de los funcionarios públicos -debido a las infructuosas negociaciones con el gobierno por el reajuste salarial- culminó hace cerca de dos semanas, las repercusiones del conflicto aún no se detienen.

Esto debido a que el contralor general, Jorge Bermúdez, aseguró que “pareciera ser que iba a quedar en el aire este tema”, pero la situación “no va a ser así”. De esta forma la autoridad anunció que se concretará el anunciado descuento en los sueldos de los funcionarios que participaron de la paralización de actividades, la que se extendió por 21 días.

El contralor aseveró que ya se instruyó a los distintos servicios públicos para conocer el alcance de la movilización y las medidas administrativas que se han tomado. Medida que inició con los servicios del área de la salud.

“Estamos oficiando a todos los servicios de salud de Chile para que nos informen qué es lo que ha ocurrido, es decir, cuál es el nivel de ausentismo que se produjo, qué prestaciones no se realizaron y si se están haciendo efectivamente o no los descuentos”, detalló la autoridad.

La medida ya había sido anunciada por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, quien ratificó anteriormente que “la Contraloría ha instruido que las personas que son funcionarios públicos que no trabajan hay que hacerles los descuentos correspondientes y aquellos que pudiesen haber hecho actos o acciones que pongan en riesgo la vida de las personas deben ser sumariados y eso hará el gobierno”.

Cabe señalar que el conflicto se generó debido a las diferencias en las pretensiones de los funcionarios públicos y el gobierno, donde los trabajadores solicitaron un reajuste del orden del 7,5%, mientras el Ejecutivo ofreció un 3,2%.

Tras la negativa del gobierno, los empleados públicos llegaron a bajar el aumento requerido a un 4,0%. No obstante, el Ejecutivo mantuvo su propuesta.

El proyecto de reajuste fue enviado al Congreso, donde los senadores aprobaron la medida. Sin embargo, al pasar a la Cámara Baja, los diputados rechazaron categóricamente la iniciativa, con cero votos a favor, 97 en contra y 12 abstenciones.

Ante este escenario, el Ejecutivo envió una nueva iniciativa, con leves mejoras que, no obstante, mantenía el 3,2% de aumento. Finalmente, tras negociaciones entre el gobierno y los parlamentarios, la Cámara de Diputados aprobó la propuesta ingresada por el Estado para el reajuste, por lo cual, los empleados públicos retomaron sus funciones.