Diputado Jackson fustiga al Gobierno por no aplicar gratuidad para todos los alumnos de Universidad de O’Higgins

El diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, reiteró las críticas hacia la Universidad de O’Higgins, luego que se diera a conocer que en algunas carreras de dicha casa de estudios los aranceles superarían hasta en 890 mil pesos a las que ofrecen otras universidades.

Por ejemplo, según la información proporcionada hasta el momento, el arancel en la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia llegaría a los 2 millones 400 mil pesos, sobrepasando al millón 700 mil pesos que promedia el resto de los recintos de educación superior.

A pesar que Giorgio Jackson señaló que lo dado a conocer no es una sorpresa y recalcó que obviamente se transformó en una mala noticia, situación con la que espera no se afecte el trabajo realizado por la nueva universidad estatal que hará su ingreso al sistema educativo superior en marzo de 2017.

“No es una sorpresa, porque nosotros durante la tramitación del proyecto de ley de las nuevas universidades regionales tanto en la Sexta Región como también en la de Aysén, presentamos indicaciones para que las universidades no pudiesen cobrar aranceles, es decir, que el Estado se tuviese que hacer cargo sobre todo en estas dos universidades nuevas, que estas fueran gratuitas para todos los estudiantes y así comenzar con dos universidades pilotos de educación pública, gratuita y de calidad. Pero lamentablemente el Gobierno no permitió que estas indicaciones prosperaran”, explicó el diputado.

Es más, agregó el parlamentario, “en una universidad se intentó hacer un esfuerzo extra para que la gratuidad estuviese desde el comienzo, la Universidad de Aysén, sin embargo terminaron desligando a la rectora que estuvo a cargo de ese proceso, por lo tanto no es una sorpresa, es la constatación de una muy mala noticia”.

Respecto a si esta situación podría afectar la etapa de admisión a la universidad regional, el diputado expresó que espera que esto no sea así. Agregó que el anhelo es que “sea valorado el trabajo que se ha estado haciendo desde la universidad junto con la universidad tutora, es decir, la Universidad de Chile, para tener un plan acorde a las necesidades regionales y sobre todo dadas las políticas que se han implementado para que los estudiantes del 50% de menores ingresos puedan estudiar de manera gratuita en entidades, en este caso como la de la región del Libertador Bernardo O’Higgins”.

“Espero que no pongan una barrera muy grande, como existía antes, que eran gigantes, que muchos estudiantes que optaban por irse a la Región Metropolitana hoy día privilegien quedarse en sus hogares junto a sus familias y que puedan estar cerca de la universidad para que estas se constituyan como un polo de desarrollo regional”, concluyó Jackson.