El novedoso sistema de enseñanza que se está implementando para docentes de región de O’Higgins

 

La iniciativa ARPA nace al alero del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) y el Centro de Modelamiento Matemático (CMM), ambos de la Universidad de Chile, y, llegó el año pasado a la región, de la mano de la U. de O’Higgins, buscando implementar estrategias de desarrollo profesional docente que promuevan la resolución de problemas matemáticos en las salas de clases.

76 establecimientos educacionales de la Región están integrados al proyecto, liderado por Patricio Felmer, ganador del Premio Nacional de Ciencias Exactas 2011, que se ha desplegado en 18 comunas, entregando estrategias educativas basadas en el desarrollo de la habilidad de resolución de problemas, para las clases de Matemáticas, Ciencias y Escritura a más de 400 docentes.

“Tuvimos un año muy intenso en el cual iniciamos nuestro trabajo con ARPA en la Región. Partimos con la constitución de un equipo local para luego ofrecer un taller de formación de monitores para, posteriormente, realizar la inscripción de más de 70 escuelas con la participación de 400 docentes. Nuestra evaluación de este proceso es muy positiva, ya que hemos encontrado una comunidad escolar muy comprometida con el aprendizaje de sus estudiantes y con los cambios que proponemos en ARPA, nuestros equipos han logrado un grado de coordinación y afianzamiento importante en estos siete meses de trabajo y hemos iniciado la creación de una red de trabajo con los directores”, indica Felmer.

Sobre la propuesta educativa que propone ARPA desde sus inicios, Felmer apunta a cambiar algunos elementos de la sala de clases, “dando mayor protagonismo a los estudiantes y que trabajen junto a sus pares, que discutan los temas que se les presentan, que expresen opiniones, que puedan fundamentar sus opiniones, que tomen decisiones fundamentadas”.

“Esto en las distintas áreas escolares, aunque nuestra propuesta más fuerte es en matemáticas y en segundo lugar escritura y ciencias. En estas tres áreas los estudiantes tienen que interactuar para sus logros, necesitan discutir para entender y resolver los problemas. Ahora bien, con un mayor protagonismo de los estudiantes. ¿El profesor ya no interviene Todo lo contrario, el profesor parece estar en segundo plano, pero en todo momento ocurre lo ha que planificado  y de acuerdo a lo que es necesario que ocurra para el aprendizaje”, agrega el profesional.