El fiscal general de Trump invirtió en Petrobras, investigada en EEUU

En documentos presentados al Senado estadounidense antes de su primera audiencia para confirmarlo como fiscal general, el senador republicano Jeff Sessions reconoció ayer que es dueño de miles de dólares en bonos de la petrolera estatal brasileña, Petrobras, la cual es investigada en EEUU por corrupción.

El nominado, quien de ser confirmado por el Parlamento pasaría a encabezar las indagatorias contra la petrolera, aseguró que venderá los papeles avaluados, según Bloomberg, en entre US$ 16.000 y

US$ 65.000. Petrobras está en el centro de un escándalo de corrupción en Brasil.

Las inversiones de Sessions totalizan US$ 9,4 millones, gran parte de ello en fondos mutuos y bonos de condados, y municipalidades en su estado natal de Alabama.

En la audiencia parlamentaria realizada ayer para evaluar su nominación, el senador también fue cuestionado por la promesa del presidente electo, Donald Trump, de investigar a la ex candidata a la presidencia Hillary Clinton, por las supuestas faltas cometidas durante su período como secretaria de Estado y las acciones de la fundación que lleva su apellido.

“No podemos dejar que una disputa política se transforme en una disputa criminal”, señaló. Aunque dijo que apoyaría la designación de un fiscal especial para investigar a Clinton, Sessions aseguró que se abstendría de intervenir en una eventual indagatoria contra la ex primera dama y señaló que “este país no castiga a sus enemigos políticos, pero sí asegura que nadie esté por sobre la ley”.

Inmigración, racismo y crimen

Durante su audiencia, el nominado enfrentó cuestionamientos por denuncias de racismo que datan de varias décadas, así como por su postura en torno a la inmigración. Expresó que la decisión del gobierno de Barack Obama de evitar la deportación de más de 700.000 personas que ingresaron al país cuando eran niños le parecía “legalmente cuestionable”, y que el congreso y la Casa Blanca debían encontrar soluciones consensuadas, sin usar órdenes ejecutivas.

“Lo mejor que podemos hacer es arreglar este sistema”, sentenció. “Entiendo profundamente la historia de derechos civiles y el impacto horrendo que la discriminación sistémica y la negación de derechos ha tenido sobre nuestros hermanos afroamericanos (...), las exigencias de justicia de la comunidad LGBT y las cicatrices de las mujeres que son víctimas de abuso”, aseguró.

El republicano también advirtió una “tendencia peligrosa” en los crímenes violentos en EEUU y habló de una “epidemia” de tráfico de heroína. Aseguró que “no se trata de anomalías, sino el comienzo de una tendencia peligrosa”.

La nominación de Sessions y otras cartas de Trump continuará siendo examinadas hoy, con los demócratas sin posibilidades de bloquear al gabinete sin ayuda de la mayoría republicana.