China asume rol clave en defensa del comercio en Foro Económico Mundial

El presidente Xi Jinping se convertirá este mes en el primer jefe de Estado chino que participa en el Foro Económico Mundial (WEF, su sigla en inglés) de Davos, según informó ayer el Ministerio de Relaciones Exteriores, al confirmar la asistencia de una contundente comitiva del gigante asiático a la cita anual en los Alpes suizos.

La instancia, que tendrá lugar entre el 17 y 20 de este mes, contará con unos 3.000 líderes políticos y empresariales de todo el mundo, entre los cuales se contarán los dos hombres más ricos de China: el fundador de Alibaba, Jack Ma, y el director ejecutivo de Dalian Wanda Group, Wang Jianling.

La contundencia de la delegación de la segunda mayor economía mundial confirma la voluntad de la élite de ese país por mantener y profundizar su apertura comercial, en momentos en que el discurso proteccionista ronda en Europa y llega al poder en Estados Unidos, de la mano de Donald Trump. La cita estará dominada por la respuesta mundial al malestar frente a la globalización.

El fundador del WEF, Klaus Schwab, dijo ayer que este encuentro destaca por su “complejidad” y agregó que “todas las respuestas simplificadas para hacer frente a la compleja agenda global están condenadas a fallar. No podemos tener soluciones populistas”.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, confirmó ayer que Xi viajará a Suiza del 15 al 18 de enero en una visita de Estado y para asistir al Foro de Davos. El mandatario también visitará las oficinas de Naciones Unidas en Ginebra y la sede de la Organización Mundial de la Salud y del Comité Olímpico Internacional.

Xi ya había asumido el compromiso de luchar contra el proteccionismo comercial durante un encuentro de líderes de Asia Pacífico en Perú en noviembre, pocos días después de que Trump ganara las elecciones con la promesa de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) integrado por doce países.

Sus esfuerzos por presentarse ante la comunidad empresarial del mundo como paladín de la globalización, no obstante, contrastan con las quejas de empresas extranjeras que operan en China por las medidas proteccionistas existentes en ese mercado, entre ellas el llamado Plan Hecho en China 2025, que impulsa un aumento progresivo de componentes domésticos en sectores como información tecnológica avanzada y robótica.

Ausencias globales

Xi será el líder político de mayor rango en esta versión del foro, en que la fuerte presencia china contrastará con las delegaciones debilitadas de otros países. La canciller alemana Angela Merkel, quien enfrenta una campaña compleja por la reelección este año, no asistirá. Tampoco lo hará el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, mientras su par israelí, Benjamin Netanyahu, canceló su aparición. Desde EEUU, no habrá representantes de alto nivel.

“Estamos en camino a una transición hacia una estructura multipolar en geopolítica y geo-económica”, señaló Schwab. “China igualará a EEUU pronto en términos de poderío económico, así que preveo que el presidente Xi nos mostrará cómo China asumirá un rol de liderazgo responsable y sensible en temas globales”.