Blanco y Negro se remece con la disputa de Mosa y Vial

Mauricio Mondaca

Lo que partió como un proceso eleccionario que le otorgaría a Colo Colo un nuevo presidente derivó en el quiebre entre Leonidas Vial y Aníbal Mosa, los principales accionistas de la concesionaria del club, con reminiscencias políticas sobre el mejor futuro de la institución.

El desencuentro implica que la definición eleccionaria se postergará hasta el lunes.

El inesperado vuelco resultó de la pugna entre el ex jugador y ex ministro Jaime Pizarro y el actual timonel de la concesionaria que controla el club, Aníbal Mosa.

El empresario sorprendió a los accionistas y obligó a que la votación se postergara para el próximo lunes.

La pelea

La amenaza del “Kaiser” -ex jugador de los albos y opción de Vial- de recibir la mayoría de los votos, llevó al empresario puertomontino a desistir de ir como candidato. Mosa entregó dos de los tres sufragios de su bloque a Pablo Acchiardi y Paloma Norambuena, representantes del “Club Social y Deportivo Colo Colo”.

Así, las figuras de Achiardi y Pizarro se sometieron a dos procesos electorales y ambos terminaron igualados en cuatro votos, por lo que por la falta de un ganador, se decidió continuar con la votación el lunes.

Suma apoyos

El ex volante entraba con fuerza durante la jornada como representante de Hernán Levy, pero en el transcurso del día pasó a formar parte del bloque de Leonidas Vial, en reemplazo de Leonardo Battaglia.

Lo anterior le aseguraba cuatro preferencias. Mientras que Mosa tenía las tres de su grupo. Por ello, decidió unirse al Club Social y entregarle dos de sus tres votos al tándem Achiardi-Norambuena, lo que produjo el empate de las fuerzas en disputa.

Mosa, quien había mostrado su disposición a dejar la presidencia del club, explicó por qué manejó la jornada de esa forma y adelantó que no se restaría de seguir en la testera de “se lo piden”.

“Le he dado mis votos a la Corporación para que tomen la presidencia. Lo están pensando. Tiene mi respaldo. Mis tres votos fueron para Paloma Norambuena. Si ellos me apoyan para ser presidente yo estoy dispuesto”, dijo, en relación a su apoyo al Club Social.

“izquierda y derecha”

El actual presidente del club reveló la profunda división con Leonidas Vial. “Existe un quiebre total con el otro bloque. El señor Vial quiere tener de empleado a todo el mundo y no estoy dispuesto”, argumentó.

Junto a ello, anunció que “hoy mismo (ayer) mando a sacar todas mis acciones de (la corredora) LarraínVial (uno de cuyos dueños es Leonidas Vial). Colo Colo es de izquierda, yo también y el club es del pueblo. Le digo al colocolino que este club seguirá administrado por el pueblo albo y no por la derecha económica”.

El actual timonel ha dicho que quiere seguir para continuar su proyecto. Pero existe división en el directorio por las decisiones de negociar renovaciones como las de técnico Pablo Guede y del portero Paulo Garcés.