Piñera declara patrimonio de US$ 860 millones y acciones en más de 50 empresas

Finalmente, ayer se despejó el misterio sobre el patrimonio de Sebastián Piñera. En una declaración de unas 140 páginas enviada al Servicio Electoral y visada por la Contraloría General de la República, el candidato presidencial de RN, la UDI y el PRI publicó que el valor de sus bienes y activos suma US$ 860 millones. La cifra corresponde a su dinero y al de su esposa, Cecilia Morel.

Se trata, en todo caso, de un monto que en el círculo del exmandatario se asume como subestimado a raíz de la metodología aplicada, ya que el reporte se basa en el avalúo fiscal y valor libro de los distintos activos, el que tiende a ser más menor que el valor real.

Además de declarar su participación en sociedades e inmuebles en su posesión, incluyó la correspondiente a Cecilia Morel. Esto, a pesar de que la declaración de la exprimera dama es voluntaria, al estar casados bajo el régimen de separación de bienes. No obstante, la ley priva de la inclusión de los hijos, incluso de forma voluntaria, ya que ninguno de ellos está sujeto a patria potestad, o en otras palabras, todos son mayores de edad. Esto, en parte, explicaría la diferencia en la fortuna de Piñera calculada, por ejemplo, por la revista Forbes: US$ 2.700 millones.

Dentro de los activos considerados, a título personal Piñera enumeró acciones en cuatro empresas nacionales, por el valor de mercado de $ 4.568 millones; fondos mutuos nacionales e internacionales, repartidos en 17 compañías, por un valor mercado de $ 9.330 millones, inmuebles cuyo avalúo fiscal asciende a un total de $ 141 millones, un auto que en la misma valoración anterior responde a $ 21 millones y un ítem voluntario denominado “otros”, que menciona depósitos a plazo y saldo a favor de cuenta corriente mercantil por $ 116.436 millones (ver tabla).

Mientras que a través de Bancard Inversiones Limitada, el precandidato acumula en acciones nacionales montos por $ 81.883 millones en 18 compañías, e internacionales por $ 6.320 millones en 33 sociedades.

En fondos de inversión nacionales, a través de cuatro inversiones, acumula $ 22.190 millones, a la vez que en inversiones extranjeras colocado en catorce compañías suma $ 6.883 millones.

El resto de los activos en este ítem dan un total de $ 489.032 millones.

El detalle: socio en Google, Fox y Chevron

Todo lo anterior fue comunicado pasado el mediodía por el exmandatario en un documento de ocho páginas. Sin embargo, hubo que esperar hasta pasado las cinco de la tarde para conocer el detalle íntegro de la declaración de Piñera. Y ahí surgieron curiosidades.

Por ejemplo, el empresario declaró posiciones en varias de las principales empresas que cotizan en bolsa en el país, como las 1,9 millones de acciones que poseen en Antarchile (matriz del grupo Angelini), 1,7 millones de títulos en Coca Cola Embonor, 23 millones en Quiñenco, 327 millones en Itaú CorpBanca, 158 mil acciones en Sonda (ligada a Andrés Navarro), 46 millones en Almendral (vehículo controlador de Entel) y 21 millones de papeles en Grupo Security (ver tabla).

En el extranjero, destacan las inversiones en corporaciones en Berkshire Hathaway, el vehículo de inversión del multimillonario estadounidense Warren Buffett; en Fox, en Bank of America, en Alphabet Inc (matriz de la tecnológica Google), Southwest Airlines, y Chevron, entre algunas de las empresas más destacadas (ver tabla).

Diferencias con monto entregado por Forbes

En el comunicado entregado durante la presentación del patrimonio, Piñera se dio espacio también para explicar una de las polémicas que surgió tras la comparación del monto entregado y el cálculo de la fortuna del exmandatario realizado por la revista Forbes (US$ 2.700 millones).

En el texto se indicó un desconocimiento por parte de la metodología usada por la revista económica y que las estimaciones corresponderían a todo el grupo familiar, no sólo a lo declarado por el exsenador y su esposa.

El candidato también rechazó los diversos cuestionamientos que ha recibido de sus contrincantes políticos.

Hijos liquidan filiales internacionales de Bancard

 

Controversia generó esta semana la revelación de una nueva sociedad ligada a Bancard (holding de inversiones fundado por Sebastián Piñera) en las Islas Vírgenes británicas. Un reportaje de Ciper dio a conocer la existencia de la sociedad Bancard International Development, creada en 1997 por el hoy precandidato presidencial de RN, la UDI y el PRI, y que sería representada por Inversiones Bancard Limitada, la sociedad en que participan sus hijos Cristóbal y Sebastián Piñera Morel.

Esta sociedad se agrega a Bancard International Investment, radicada en la misma jurisdicción y en la que uno de los hijos del exmandatario (Sebastián) es director.

A través de estos vehículos, Bancard realiza inversiones en el exterior, entre las que se contabilizaba la polémica pesquera peruana Exalmar, posición que fue adquirida en medio del diferendo marítimo con Perú y que fue zanjado por la Corte Internacional de La Haya en enero de 2014.

Sin embargo, la historia de dichos vehículos de inversión está pronta a su fin. En los últimos días, los hijos del exmandatario han afinado los detalles para la liquidación de dichas sociedades para cerrar cualquier tipo de flanco de crítica que pudiera recaer sobre su progenitor. Según fuentes que conocen dichos antecedentes, Piñera Echenique no obligó a su familia a cerrar las operaciones, sino que la decisión habría sido tomada por sus hijos principalmente por dos razones.

La primera es que si bien la sociedad está constituida en un paraíso fiscal y no hay ilegalidad en aquello, buscarían evitar malas interpretaciones en la existencia del vehículo, considerando que su padre es el favorito para llegar nuevamente a La Moneda.

Lo segundo, es que no se ven razones de peso para radicar la sociedad en dicha jurisdicción, ya que el tratamiento tributario -dicen desde el entorno del exmandatario- en Chile sería similar para la sociedad independiente si se domicilia en Islas Vírgenes o no.

Tras la publicación del reportaje, la oficina del exjefe de Estado descartó su participación, y la de Morel, en dichas sociedades, recalcando que no registran movimientos desde el año 2009. En la oportunidad, remarcaron que la sociedad constituida en las Islas Vírgenes Británicas "es una sociedad legal y legítimamente constituida. Ha cumplido con todas las obligaciones legales que la afectan".