Piñera sacará las piedras del camino para impulsar la inversión

Para el coordinador de la comisión de Desarrollo Económico de Sebastián Piñera, José Ramón Valente, entre las cifras dadas a conocer ayer por el Banco Central llama la atención que la tasa de crecimiento de la inversión sigue “extremadamente baja”, y por eso las medidas de corto plazo del candidato se enfocarían justamente en recuperar tasas más elevadas.

El eje principal para lograrlo será fundamental los cambios a la ley tributaria ya anunciados por Piñera: volver a un sistema integrado y simplificado bajando el impuesto a las empresas de 27% a 25%.

Junto con eso, se buscará una cooperación público-privada para mejorar la gestión de las compañías a la hora de invertir, y se “atacará” la burocracia en la tramitación de proyectos. “Se debe sacar las piedras del camino”, dice Valente, enfatizando que lo anterior expuesto son tres frentes de ataque, temas concretos que deberían ayudar a retomar la inversión en Chile desde el inicio del próximo gobierno.

Para el largo plazo, el plan de Piñera se enfocará en pavimentar el camino para que los emprendedores puedan desarrollar sus ideas y así permitir la creación de nuevas industrias, a través de una verdadera cooperación público-privada para el desarrollo de los distintos sectores, que sean armónicos con el medioambiente, los trabajadores y la sociedad: “un desarrollo inclusivo y sustentable”, describe el economista.

Dentro de las bases del programa entregado por el equipo de Piñera hace unas semanas destaca el plan de infraestructura pública y privada a ocho años plazo, denominada Plan Chile Invierte 2026, que contempla una cartera de proyectos por más de US$ 20 mil millones.

A eso se suma el fortalecimiento del mercado laboral con la creación de empleos de calidad y la revisión de la reforma laboral; y un fuerte plan de austeridad fiscal enfocado en la reducción de los gastos en la administración pública, además de consagrar el principio de la responsabilidad fiscal en la Constitución.