Tensión entre el PC y PS por parlamentarias pone en duda la elección de Allende e Insulza

Aunque informalmente hace semanas que el Partido Socialista de la Región de Atacama había dado señales de no estar dispuesto a respetar el acuerdo alcanzado entre la directiva nacional de su partido de apoyar al diputado comunista Lautaro Carmona en la zona, la decisión adoptada por el Consejo Regional de la zona provocó la molestia del PC que, en represalia, determinó quitarle el respaldo a los candidatos Isabel Allende y José Miguel Insulza, lo que pone en duda la elección de ambos. Lo anterior pese a que las directivas seguirán conversando, según afirmó el timonel del PC, Guillermo Teillier.

Una vez más en el PS se responsabiliza al timonel del partido y candidato a senador por la Región del Maule, Álvaro Elizalde, del impasse producido con el PC, justamente porque desde que se bajó la candidatura de Insulza por Atacama –que fue trasladado a la Región de Arica y Parinacota- para apoyar precisamente la opción del comunista Lautaro Carmona en la zona, bajo la premisa de asegurar el respaldo del PC al propio Insulza, Allende, Elizalde y Camilo Escalona, los dirigentes regionales anunciaron que no respetarían este pacto y que votarían por la aspirante DC al Senado, Yasna Provoste.

Así, al timonel socialista se le atribuye “falta de liderazgo” para ordenar sus filas y no haber previsto lo sucedido ayer, dadas las señales que habían llegado desde el norte.

La preocupación de un sector del partido es que debido a este incumplimiento podrían perderse dos figuras emblemáticas del socialismo, como son Allende e Insulza. Ello, con el agravante de que tampoco existe certeza de que el propio Elizalde y Escalona resulten electos.

Si bien el titular del PC, diputado Guillermo Teillier, aseguró que se seguirá conversando con sus socios para corregir lo sucedido, porque “no es que estemos echando por tierra el acuerdo”, ya que aún continúa en pie el apoyo de su partido a Elizalde y Escalona-, esperan “que exista una reacción (del PS) y por eso nuestra decisión”.

Y la respuesta no se hizo esperar, aunque en el socialismo desestiman que sea la que solucione el conflicto, ya que la directiva nacional del PS anunció, a través de una declaración pública, que “ha acordado de forma unánime proclamar al compañero Lautaro Carmona como su candidato a senador por la región de Atacama, ratificando el acuerdo aprobado hace semanas por nuestra Comisión Política”.

El secretario general del partido, Andrés Santander, junto con lamentar “la conducta de la presidenta regional (de Atacama), que va más allá de sus atribuciones al decidir apoyar una candidatura senatorial que no respalda la opción presidencial de Alejandro Guillier”, anunció que la mesa pedirá el pronunciamiento del Tribunal Supremo del partido, por “el evidente incumplimiento de los acuerdos partidarios”. Mientras que el vicepresidente, diputado Daniel Melo, instó a los militantes socialistas de Atacama a respetar la decisión del partido, pero también indicó que “consideramos éste como un problema interno que no se resuelve a través de recados y comunicados por la prensa, como lo hizo el PC”.

Carmona versus Provoste

Por su parte, el candidato comunista a la Cámara Alta y el principal afectado con la decisión de la dirigencia regional del PS en Atacama, diputado Lautaro Carmona, sostuvo que “no quiero entrometerme en las orgánicas internas de los partidos, nunca lo he hecho, pero me parece un poquito absoluto hablar de un apoyo del PS, porque simultáneamente he estado en una relación directa con candidatos a consejeros regionales y diputados de la región, con alcaldes y concejales, que también representan la militancia en el PS. Ahí hay un debate entre ellos”. Sin embargo, aclaró que lo ocurrido “lo tomo con tranquilidad, como transparentar un hecho que ha ocurrido más de una vez”.

Desde la Democracia Cristiana (DC), junto con agradecer el respaldo, la propia favorecida con la decisión del PS de la zona destacó la contundencia de la votación de la instancia regional en favor suyo –que fue de 18 vtos a favor y dos que se inclinaron por la libertad de acción- ya que de alguna manera consagra en Atacama el “eje histórico” que desde el regreso a la democracia han constituido la DC y el PS.