JPMorgan y Citi reportan buenos resultados en el tercer trimestre

El banco JPMorgan Chase dio por iniciada ayer la temporada de resultados del tercer trimestre en Estados Unidos. El mayor banco del país reportó un aumento en sus ingresos y ganancias, gracias al buen desempeño de los créditos corporativos y utilidades récord en la administración de activos.

Las ganancias subieron 7,1% en comparación con el mismo período del año pasado, a US$ 6.730 millones. En tanto, los ingresos totales aumentaron 2,7%, a US$ 26.200 millones, por encima de los US$ 25.600 esperados por los analistas consultados por Bloomberg.

Otro gigante bancario, Citigroup, también reportó buena salud entre julio y septiembre de este año. La entidad logró reducir sus costos en 2%, con lo cual consiguió operar con mayor eficiencia.

Los ingresos crecieron 2% a US$ 18.200 millones, muy por encima de las expectativas de los analistas consultados por Bloomberg. Las ganancias aumentaron a US$ 4.130 millones, un 8% más que en el mismo período del año anterior.

El CEO de la entidad, Michael Corbat, señaló en un comunicado que “logramos aumentos de ingresos en muchos de los productos en los que hemos estado invirtiendo, controlamos fuertemente nuestros gastos y nuevamente observamos un crecimiento de los créditos”.

Sin embargo, causó preocupación que ambos bancos registraran ingresos menores a lo esperado en sus divisiones de comercio de bonos y que apartaran una cantidad mayor de reservas para cubrir pérdidas por los créditos de consumo.

Los resultados mixtos son la última señal de que la elección de Donald Trump el año pasado aún no produce el esperado impulso al sector financiero que ha impulsado una racha alcista histórica en las acciones de la industria.

Trump está impulsando una desregulación del sector financiero y una rebaja tributaria al sector corporativo que podrían impulsar las ganancias, pero los desencuentros entre el presidente y su Partido Republicano están haciendo que las empresas estén más reacias a endeudarse, lo que reduce los ingresos que los bancos obtienen por los créditos.