Familias de sectores rurales podrán construir sus viviendas

Un total de 55. Desde el Serviu Maule informaron que las viviendas que se construirán serán desde las 150 y hasta las 500 UF.

COLBÚN. Hasta la localidad de Quinamávida en la comuna de Colbún se dirigió el delegado provincial del Serviu Maule en Linares, Rafael Viguera y el alcalde, Hernán Espinoza, para dar a conocer los resultados del Programa de Habitabilidad Rural en la provincia, donde 55 familias podrán construir sus casas en sitio residente.

Desde el Serviu Maule informaron que este apoyo del Estado permite mejorar las condiciones de habitabilidad de familias que viven en zonas rurales y localidades urbanas de menos de cinco mil habitantes y reconoce las particularidades culturales, geográficas y productivas de estos territorios y de quienes residen en ellos.

Serán 36 familias de Colbún, tres de Linares, cinco de Yerbas Buenas, una de San Javier, una de Villa Alegre, una de Retiro y ocho de Longaví, las que podrán construir sus viviendas en el sitio donde actualmente viven.

“Feliz por las familias de la comuna de Colbún, este es un Programa de la Presidenta Bachelet, que va orientado a las familias de los sectores rurales, así son las políticas de Gobierno, hemos tenido la oportunidad de visitar a algunas familias y nos señalan que están muy contentos por todo lo que han conseguido”, indicó el delegado provincial de Serviu Maule en Linares.

Por su parte, el alcalde valoró los resultados de este programa. “En los subsidios de viviendas rurales la comuna de Colbún fue una de las más beneficiadas en la Región del Maule, estamos muy contentos por las familias y esperamos que sigan postulando y estamos muy satisfechos por la gestión que se hizo en Serviu”, dijo.

POSIBILIDAD

Las familias reciben desde el Serviu un subsidio que va desde las 150 y hasta las 500 UF y pueden construir viviendas de hasta mil 400 UF, por lo que serán viviendas de alto estándar.

Gabriela Vásquez de Quina-mávida agradeció este beneficio del Gobierno de la Presidenta, Michelle Bachelet. “Estoy muy contenta, es un logro que estaba luchando hace mucho tiempo y al final resultó, yo le diría a las personas que las esperanzas nunca se pierden, que sigan adelante y que no se echen a morir, imagínense que yo vieja y voy a tener mi casa”, señaló.

Juan Segundo Tapia de 86 años, también vive en el sector de Quinamávida y actualmente no cuenta con luz, ni agua. “Yo esperaba que llegara la ocasión no más de tener mi casa, yo postulé una sola vez, estoy súper contento, porque ahora tengo ratones, y con la casa nueva no será así”, acotó.