Comenzó juicio oral contra sujeto que agredió a cónyuge en una peluquería

Hecho ocurrió en octubre del año pasado. Tres son los cargos que se imputan: femicidio en grado de frustrado, porte ilegal de arma blanca y desacato, en específico, a órdenes de prohibición de acercamiento. 

 

CURICÓ. Una pena que en conjunto alcanza los 18 años es la que está solicitando la fiscalía sobre el sujeto que atacó a su cónyuge al interior de una peluquería ubicada en la calle O’Higgins, en plena zona céntrica de la ciudad.

Cabe recordar que el hecho ocurrió la tarde del 29 de octubre del año pasado, mientras la propietaria del aludido local, de 31 años, se encontraba atendiendo a algunas clientas. Fue en tal contexto donde el ahora imputado, de 37 años, ingresó al recinto y con un arma blanca agredió en al menos tres oportunidades a la mujer, dejándola con lesiones que requirieron su trasladado al Hospital de Curicó.

En el intertanto del ataque, una de las clientas salió a la vía pública solicitando ayuda, lo que dio paso a la intervención de una persona que iba transitando justo por aquel punto, quien proveyéndose de un madero, golpeó la cabeza del sujeto, lo que facilitó su posterior detención en el exterior de la peluquería.

A fin de establecer la responsabilidad del individuo en los hechos que se le imputan, ayer comenzó el respectivo juicio de carácter oral, el cual podría extenderse al menos hasta la jornada de mañana. Luego de los alegatos de apertura, quien fue víctima del citado ataque entregó su testimonio de los hechos, pero tras un biombo, el cual se informó también sería utilizado por otros testigos.

Junto a la Fiscalía, también actúa como ente querellante el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg).

SANCIÓN EJEMPLAR

Al ser consultado respecto a los delitos que al sujeto se le imputan, el fiscal del caso,  Miguel Gajardo indicó que se trata de tres: femicidio frustrado, porte ilegal de arma blanca (el cual fue el “medio” utilizado para la comisión del delito), y desacato, puesto que se mantenían vigentes al menos tres ordenes de prohibición de acercamiento a la mujer, en el contexto de situaciones ligadas a Violencia Intrafamiliar (VIF). Por lo mismo, en conjunto, la pena solicitada alcanza los 18 años de cárcel efectiva.

“Lo que nos interesa a nosotros es que se acoja la calificación jurídica que ha planteado la fiscalía. Es un ejemplo obviamente de los extremos que lleva la violencia intrafamiliar, por lo tanto todo el Estado debe tomar medidas claras y certeras y llamativas para toda la comunidad que estas situaciones no pueden volver a ocurrir, por eso insistimos en los alegatos de clausura que sea una sanción ejemplar para personas que puedan cometer estos hechos”, indicó el fiscal.

EXAGERACIÓN  

Por su parte, el abogado, Julio Herrera, quien representa al sujeto imputado, indicó que desde un punto de vista “estrictamente jurídico” no existiría un femicidio, ya que las lesiones constatadas “son de un rango menor”, las que habrían sido calificadas como cortes superficiales “sin secuelas”.

“Tratar de disfrazarlo de un femicidio es una exageración, además que él nunca manifestó que la iba a matar”, acotó. Junto con ello, el jurista agregó que el hecho se generó en el contexto de una discusión respecto al no cumplimiento del régimen de visitas de los hijos que tienen en común, reconociendo de paso que su defendido se encontraba al momento del incidente bajo la influencia del alcohol.