Segunda vuelta: Las diferencias de las campañas de Piñera y Guillier según la mirada de un experto

Una definición voto a voto se espera en la elección del domingo, cuando Sebastián Piñera (Chile Vamos) y Alejandro Guillier (Nueva Mayoría) se enfrenten en lo que será quizás la presidencial más estrecha desde 1970. En este contexto el académico Fernando Aguirre se ha encargado de analizar las propuestas de uno y otro contendor deduciendo interesantes conclusiones.

“Tengo una opinión sobre eso que es técnica y no política”, explica, precisando que “los programas son diametralmente distintos”. Aguirre dice que “el programa de Sebastián Piñera pone foco en temas de seguridad pública, en Hacienda, en forma de organizar el Congreso, en desarrollo social, en educación, en trabajo, especialmente. El programa de Alejandro Guillier, en el papel, es un set de iniciativas que se hace cargo de los 23 temas de la administración del Estado; tiene un número de 353 iniciativas pero tengo que hacer una salvedad: de esas 353 iniciativas que son del programa inicial, todas no son iniciativas. La verdad es que más de 150 son más bien objetivos, no son proyectos concretos”.

Como ejemplo menciona iniciativas como “vamos a mejorar la salud”, pero “no hay un proyecto concreto como para, por ejemplo, decir ‘vamos a crear 23 hospitales en tales regiones para un objetivo llamado mejorar la salud’. En el caso de previsión social, que es un tema interesante hoy día, Sebastián Piñera dice ‘reforma al sistema de pensiones’. Alejandro Guillier prácticamente no se pronuncia al respecto en su programa, en el primero (…) Hace poco vi una declaración en que decía ‘vamos a mejorar el sistema de pensiones’, pero la iniciativa en lo concreto no existe”.

Respecto de la propuesta de Piñera sostiene que “es claro hacia dónde se va, hay un objetivo y una iniciativa vinculada a ese objetivo. En el otro (Guillier) hay lugares más comunes, la verdad es que hay bastante incertidumbre para alguien que tenga que votar. A qué me refiero con incertidumbre: la iniciativa, en lo concreto, mayoritariamente no existe, el proyecto sí, para alcanzar un objetivo. En el de Sebastián Piñera hay un fin que uno puede distinguir”.

Aguirre argumenta que, “como ejemplo, en materia de seguridad pública Sebastián Piñera se compromete con ocho iniciativas en su programa de gobierno. Alejandro Guillier en tres objetivos, que son más bien declaraciones y no proyectos concretos; tiene un total de 42, pero la mayoría son declaraciones como mejoraremos la seguridad en el país”.