Wall Street abre a la baja pero bolsas europeas moderan las pérdidas tras dato de inflación de EEUU

La volatilidad en las bolsas mundiales está más presente que nunca. Ante la expectación que generaba el dato de inflación de Estados Unidos, comenzaron con cautelosas subidas, que luego revirtieron tras conocerse un dato mayor a esperado y ahora cotizan en terreno positivo. 

Los economistas proyectaban que el IPC de enero subiera 1,9%, finalmente el indicador registró 2,1% y enseguida comenzó a golpear a los mercados que temen un ritmo más rápido de ajuste de tasas de la Fed.

Antes de la publicación del dato de IPC, los futuros rozaban el 0,5% de ganancia, pero sólo unos minutos después conocer el dato, pasaron a cotizar con pérdidas cercanas al 1%. En la apertura, presentaban leves caídas que ahora poco a poco comienzan a remontar.  

En el viejo continente, al comienzo subían en promedio 0,70% y tras el dato los retrocesos estaban en torno al 0,57%, pero luego de la apertura del mercado estadounidense se decidieron por las alzas que promedian el punto porcentual. El FTSE de Milán es el que más sube con un 1,67%. 

Misma situación para el mercado local. En las primeras operaciones el IPSA se empinaba cerca de los 5.540 puntos, pero tras el dato, caía hasta los 5.503,95 y ahora se estabiliza en 5.523,48 enteros y una variación positiva de 0,42%. 

En esta jornada, Europa también aportó con datos "macro". En Alemania, el PIB y la inflación se ajustaron completamente a las previsiones barajadas por el mercado. La economía alemana creció un 0,6% en el cuarto trimestre de 2017, y el IPC repuntó un 1,6%. De esta manera, el DAX tiene el camino despejado para ampliar su colchón por encima de los 12.000 puntos.

Los datos del conjunto de la eurozona también evitó sorpresas y constató la fortaleza del crecimiento de la economía tras crecer un 2,7%. 

En desarrollo...