Alcalde responde por quemado con bengala en Parque de la Leyenda Vallenata

El comerciante Jair Rodríguez Ochoa, de 37 años, fue una de las tres que resultaron quemadas con una bengala que cayó en la gradería preferencial del parque de la Leyenda Vallenata, el pasado 6 de enero, durante el concierto de celebración de los 467 años de Valledupar.

El afectado estuvo ayer en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar para ser valorado en la quemadura de segundo grado que sufrió en el brazo derecho y de primer grado en su rostro. Allí aclaró que el alcalde Augusto Ramírez Uhía estuvo en su vivienda para conocer el caso.

“Él se comprometió conmigo a sufragar los gastos que demande el tratamiento de las quemaduras de que fue víctima la noche de celebración de un aniversario más de la ciudad. Eso fue a las 9:00 de la noche del pasado 6 de enero, en esos momentos estaba actuando en tarima Orlando Liñán y de repente me cayó la bengala en la cara y me explotó en el brazo izquierdo, la cual le causó también afectación leves a dos jovencitas que estaban a mi alrededor. De inmediato fui atendido por un grupo de la defensa civil, me lavaron las partes afectadas, me pusieron una venda y ahora voy a ser valorado en Medicina Legal por médicos forenses”, explicó Rodríguez Ochoa.

Dijo que le dieron una incapacidad de quince días. Al referirse a las otras dos personas quemadas manifestó que ellas no fueron atendidas por los médicos, ni tampoco fueron a ningún centro asistencial, porque las quemaduras fueron leves.

Por Abdel Martínez Pérez