Solicitan control a consumo de licor fuera de establecimientos

El consumo de bebidas embriagantes en el espacio público no implica el cierre de los establecimientos distribuidores, precisó el teniente Alberto Valero, asesor jurídico de Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Policía Metropolitana de Cali.

“La sanción por consumo en el espacio público es para el ciudadano que está realizando el consumo, no para el establecimiento, a menos de que se esté ocupando el espacio público en el ejercicio de su actividad económica”, señaló el teniente Valero.

“Si el establecimiento permite directamente el consumo en el espacio público y coloca sillas, parlantes y música, sí se debe hacer el cierre del establecimiento”, acotó Valero.

Este señalamiento se hizo a raíz del pronunciamiento de la concejala María Grace Figueroa quien indicó que “a la fecha se conoce de personas sancionadas por violación a Código de Policía, pero no tenemos información sobre cuántos establecimientos se han cerrado desde la prohibición del consumo de alcohol en espacios públicos, contemplada en el numeral 2 literal c del artículo 33, y en los numerales 7 y 8 del artículo 140 de la ley 1801 de 2016, discriminando por comuna, corregimiento y nombre del establecimiento”.

Según el teniendo Valero, a la fecha se han realizado aproximadamente 110 cierres temporales a establecimientos comerciales por causales relacionadas con “el no respeto de los horarios indicados por la autoridad competente, comprar y vender terminales móviles sin el permiso del Ministerio de las Tecnologías, permitir el ingreso de menores a establecimientos donde se ingiera sustancias alcohólicas”.

Sin embargo, ciudadanos han denunciado que pese a la entrada en vigencia del Nuevo Código de Policía aún es normal ver aglomeración de personas consumiendo sustancias embriagantes afuera de establecimientos como los ubicados en la Carrera 66 entre Autopista Sur y Avenida Pasoancho y en San Fernando.