Los únicos honorables en Colombia

A la ya de por si impagable deuda de gratitud que tenemos los Colombianos de bien para con nuestras gloriosas y verdaderamente Honorables Fuerzas Armadas gracias a la admirable y sacrificada defensa que han hecho de nuestras vidas, bienes, honra e institucionalidad frente a los permanentes ataques de la criminal izquierda narcoterrorista colombiana, ahora debemos agregarle que nos salvaron de ser descertificados por el gobierno Norteamericano en la lucha contra el narcotráfico.

Más claro imposible: Ninguno de los otros tres desprestigiados, vergonzosos, criminales e ineptos poderes del Estado, juntos, le llegan a los tobillos en resultados, compromiso, valentía y Honorabilidad a nuestras Gloriosas Fuerzas Armadas cuando de dejar en alto el buen nombre de Colombia respecta.

Tomen atenta nota de esta realidad indigno y narciso ejecutivo nobel de paz, vulgares enmermelados legisladores de la unidad nacional, así como los prostituidos y ahora capturados Ricaurtes del aparato judicial: Los Estados Unidos de Norteamérica, al igual que los Colombianos honestos, trabajadores y respetuosos del ordenamiento legal, no les creemos, no confiamos en ustedes, y no les queremos.

Históricamente, cuando a los corruptos e ineptos de estos tres poderes públicos se les rebosa el pozo séptico en que convierten su gestión, empiezan, ellos mismos, a proponer grandes reformas (arreglos) para cambiar las cosas a efectos que todo siga igual… Y aunque lo mejor es regenerar (reconstituir) por completo esos tres poderes públicos corruptos y corruptores, la prioridad debe ser garantizar que nuestras Gloriosas Fuerzas Armadas tengan cada vez más independencia y menos contacto con esos poderes de manera que puedan seguir defendiendo nuestra institucionalidad sin afectar su Honorabilidad, gloria y ejemplar desempeño. Gracias Amadas, Respetadas, Nobles, Sacrificadas y Valientes Fuerzas Armadas por todo, por tanto, y por ahora evitar nos descertificaran.