Torrenciales lluvias en el Quindío dejaron múltiples daños

Dada la fuerte ola invernal por la que está atravesando el país y a causado varias emergencias, en las últimas horas el departamento del Quindío fue víctima de un fuerte aguacero que ocasionó la caída de árboles, viviendas destechadas, crecientes súbitas y ríos desbordados.

La lluvia estuvo acompañada de vendavales torrenciales dejando en el municipio de Córdoba 12 viviendas sin techo mientras que en Pijao y Salento, se reportaron árboles caídos y hasta dos personas lesionadas por la situación presentada.

La emergencia más grave se registró en el municipio de Calarcá en donde el río Santo Domingo se desbordó y obligó a una familia a evacuar su vivienda lo que podría ocurrir con dos familias más que se encuentran muy cerca a la zona que genera peligro para sus vidas. Esto según el reporte del director de la unidad departamental para la gestión del riesgo Faber Mosquera.

“Estamos en alistamiento preventivo en los 12 municipios del departamento ante el incremento de las lluvias, estamos en monitoreo especial con los municipios de la cordillera por probabilidades de deslizamientos y también estamos vigilando los ríos de la región, pues han presentado crecientes de sus caudales y tememos que se puedan registrar inundaciones”, señaló el director de la Udgrd Faber Mosquera.

A raíz de la emergencia, quedaron incomunicadas las familias que habitan en las fincas Casa Blanca, El Paraíso, La Revancha, El Convenio, La Selva y La Esmeralda, de la mencionada vereda.

En el caso de Armenia, y debido a la creciente del río Quindío, la capital amaneció sin agua en varios sectores y con bajas de presión en otras.

Las autoridades hacen un llamado a la población para que tomen y acaten las medidas dadas para no reportar tragedias a causa del invierno que azota al país.