Un 2018 fortalecido para las cooperativas

Este año, la economía colombiana mantiene una expectativa de recuperación económica, por cuenta de un ambiente favorable en términos de inflación y por ende de bajas tasas de interés, una estabilidad en la tasa de cambio, una posible mejora en los precios internacionales del petróleo y de otros productos minerales, la recuperación de las principales economías globales, entre otros factores.

Esto da un ambiente económico favorable para el sector cooperativo que se estima contará con un ascenso en sus activos cercano 12% llegando a los 47 billones en 2018.

Su crecimiento en número de asociados llegará a los 7 millones, con según estimaciones del Observatorio Económico de Confecoop.

No obstante, el periodo electoral podría aplazar algunas decisiones de inversión, en especial durante el primer semestre y, en tal sentido, la recuperación podría evidenciarse más hacia el segundo semestre del año.

Así las cosas, las previsiones en materia de crecimiento del Producto Interno Bruto para Colombia se sitúan alrededor del 2.5% para el año, la inflación situada dentro del rango meta del Banco de la República (2% al 4%), el déficit fiscal del 3% del PIB, el déficit en cuenta corriente en 3.2% del PIB, la tasa de crédito de consumo alrededor del 18% y la DTF entorno al 4.5%.

El Presidente de Confecoop, Carlos Ernesto Acero, expresó que “teniendo en cuenta el panorama socioeconómico del país, la actividad para las cooperativas será favorable en la medida que el consumo de los hogares presente recuperaciones constantes, esto sobre el escenario de que el crédito tenga una reactivación en 2018”
Igualmente expresó Acero, que en otros sectores como los seguros, el comercio y en general los servicios, existirán posibilidades de crecimiento por cuenta de la mejora en el poder adquisitivo de las familias.

Las cooperativas de servicios financieros llegarán este año a los 3.5 millones de asociados, confirmando su papel esencial en la movilización del ahorro y crédito popular en nuestro país y su impacto favorable en los procesos de inclusión de múltiples sectores sociales.

Se espera, igualmente, que en actividades asociadas al sector real como la agricultura o la industria, el cooperativismo muestre una tendencia de crecimiento, en la medida que se presente un ambiente favorable para la inversión y el consumo y tambien por el crecimiento del número de cooperativas en estas áreas desde el año anterior.