Empresarios piden investigar a profundidad créditos del BCR

¿Cuántas operaciones más similares a la del cemento chino habría hecho el Banco de Costa Rica (BCR)?

Esta es la pregunta que lanzó ayer la Cámara Costarricense - Norteamericana de Comercio (AmCham).

Los empresarios consideran que es urgente e indispensable tener una investigación a fondo de la forma en que el BCR aprobó operaciones crediticias.

“Los bancos propiedad del Estado pueden prestar dinero a cualquier persona física o jurídica, siempre y cuando opere en total legalidad, sea sujeta de crédito y el proceso tenga sentido comercial. Para AmCham, no obstante, el problema central de los casos investigados radica en el tráfico de influencias”, comentó Dennis Whitelaw, presidente de AmCham.

Agregó que esto se hace más evidente cuando las juntas directivas están compuestas por políticos y personas sin mayor experiencia bancaria. 

“Lo mismo ha sucedido en otras entidades involucradas en el caso, como el Banco Popular, Bancrédito y Bicsa”, indicó. 

A su criterio, es urgente e indispensable que los organismos reguladores, como Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), intervengan de inmediato con el fin de levantar el nivel de los requisitos mínimos para integrar esos consejos directivos, con calificaciones más rigurosas que tiendan e erradicar el criterio político en estos procesos de selección. 

“Estas experiencias atentan contra la institucionalidad, afectan la credibilidad de la sociedad en sus gobernantes y en la política nacional, provocando una disrupción de la confianza en el sistema económico, así como en la posibilidad de invertir en un país que debería tener un ordenamiento jurídico transparente y de primer orden”, recalcó.