Caja pagó ¢1.430 millones en permisos para cuidar familiares con enfermedades terminales

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pagó entre enero y junio del 2017 ¢1.430 millones en permisos a trabajadores que tenían un menor de edad enfermo o bien un pariente en estado terminal.

Según la información, en el primer trimestre del 2017 la institución erogó un monto cercano ¢580 millones en subsidios por fase terminal y otorgó un total de 3.883 licencias por este concepto.

De acuerdo con el licenciado Arnoldo León, jefe de la subárea Prestaciones en Dinero de la CCSS, el subsidio para cuidar a un familiar en fase terminal constituye parte de las prestaciones en dinero que la institución ofrece a la población asegurada, como parte de los beneficios que se reciben del régimen de Enfermedad y Maternidad, como lo son las incapacidades y las licencias por maternidad.

Los datos revelan que se otorgaron un promedio de 647 licencias mensuales, es decir, cerca de ¢97 millones desembolsados cada mes, en un total de 28.648 días, durante el primer semestre 2017.

De acuerdo con León, el beneficio se extiende a cualquier trabajador asalariado, familiar o no del enfermo, por cuyo vínculo afectivo a juicio del paciente o criterio del médico tratante, se estima cumplirá en forma debida la misión de cuidarlo durante la fase terminal de su enfermedad.

El derecho a subsidio por esta licencia procede cuando el trabajador designado ha cotizado los tres meses inmediatamente anteriores a la licencia.

La licencia también puede acoger parientes o amigos de los pacientes que son tratados en forma privada, en tanto cumplan con los requisitos establecidos en la legislación vigente.

El costo de este beneficio es asumido por el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares y el tiempo de la licencia queda a juicio del médico tratante, se extiende cada 30 días calendario y podrá ser levantado antes de su vencimiento a juicio del profesional.

El subsidio se calcula con base en el promedio de los salarios consignados en las planillas procesadas por la CCSS, durante los tres meses, inmediatamente anteriores a la licencia.

Permisos para cuidar menores

Las licencias o permisos a los trabajadores para cuidar a un menor en estado grave o convaleciente le costaron a la institución ¢849,3 millones en el primer semestre del 2017. Se trata de 1.637 personas que se acogieron a la licencia para atender un hijo.

La doctora Liza Vásquez, coordinadora de la Comisión Central Evaluadora de Incapacidades y Licencias de la CCSS, explicó que en estos casos se trata de dos licencias: una de ellas permite el acompañamiento a los niños y niñas gravemente enfermos que estén en riesgo de muerte y la otra facilita el cuido de menores en un periodo de convalecencia, por ejemplo, una cirugía o un procedimiento de quimioterapia o radioterapia, durante el cual el niño o la niña requieran el acompañamiento y soporte de un adulto en el ámbito hogareño y comunitario.

Las licencias requieren la recomendación del médico tratante, quien debe indicar la necesidad del acompañamiento para que la población infantil recupere su salud o mejore su calidad de vida durante el periodo de vulnerabilidad.

Estas licencias deben ser solicitadas en el área de salud donde el paciente se encuentra adscrito.

Durante el periodo de licencia, el subsidio lo otorga la CCSS y no representa ningún gasto por parte del patrono, ya que se interpreta como un permiso sin goce de salario.

El subsidio que recibe el cuidador es proporcional al salario. Si la persona tiene un salario equivalente a dos salarios base o menos, la CCSS reconoce un subsidio igual al salario, si el salario es equivalente a dos o tres salarios base el subsidio equivale al 80% y si la persona tiene un salario mayor a tres salarios bases, el subsidio es del 60% durante el tiempo en el que se prolongue la licencia.

Los permisos se otorgan por un periodo de hasta tres meses, prorrogables a tres meses más, pero el cuidador además del requisito médico debe haber cotizado al seguro de Enfermedad y Maternidad al menos tres meses antes del otorgamiento de la citada licencia.