Gobierno señala contradicciones de Morales, pero disimula las suyas

Casa Presidencial señala y reprocha lo que a su parecer son las contradicciones del diputado Víctor Morales Zapata que pringaron al presidente Luis Guillermo Solís en el supuesto caso de corrupción y tráfico de influencias conocido como “Cementazo”, pero por otro lado maquilla sus inconsistencias y dobles discursos por este mismo caso, en las cuales ha incurrido el mandatario.

El martes, tras el Consejo de Gobierno, Sergio Alfaro, ministro de la Presidencia, dijo que el legislador da dos versiones distintas acerca de las consultas que hizo a distintas instancias del gobierno en torno a los negocios del importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños, quien descuenta tres meses de prisión preventiva.

“Yo lo que le puedo decir es que tiene dos versiones sobre el mismo hecho, una bajo juramento y otra no”, manifestó Alfaro en conferencia de prensa.

El lunes, durante el plenario legislativo, Morales Zapata dijo que siempre actuó con la anuencia del presidente Solís en el tema de la apertura del mercado del cemento.

Pero no se detuvo ahí. El diputado, quien antes de este escándalo como se dice popularmente era “uña y carne” con Solís, cuestionó que el mandatario “haya disminuido su ímpetu” en defender dicho objetivo.

Alfaro añadió que hasta donde sabe el mandatario en ningún momento dio instrucciones específicas a Morales Zapata para que interviniera en el caso y que el gobernante actuó apegado a las leyes.

Entre tanto, el Ministro no supo contestar acerca del doble discurso del Presidente en torno a este tema.

En los inicios de esta investigación Solís aseguró que “Cementazo” era solo una campaña de desprestigio en contra de él y de su gobierno por parte de sectores económicos y políticos que supuestamente hasta tenía identificados, pero hoy, cuando el caso está en unos de sus puntos más álgidos, salió airoso diciendo que estaba “indignado”. 

¿Qué motivó ese cambio de discurso y por qué? Eso Alfaro no supo responderlo.

En la conferencia Alfaro tampoco precisó si el gobierno o el mandatario presentarían acciones legales contra Morales Zapata.

 

CINCO DÍAS PARA EL
REGRESO MÁS ESPERADO 

 

Ni siquiera cuando el gobernante se ha ausentado por sus constantes y prolongados viajes al exterior los diputados han esperado tanto su regreso. 

El Ministro confirmó que el lunes 13 de noviembre el Presidente se reincorporará a su trabajo, después de un mes incapacitado por una operación por agrandamiento de la próstata, que no era urgente ni presentaba agentes cancerígenos.

Los congresistas esperan que Solís regrese y lo primero que haga sea rendir explicaciones. Algunos incluso dan crédito a las declaraciones de Morales Zapata más que a las del gobernante y Casa Presidencial.

“Me parece que Víctor está siendo sincero al decir que el Presidente siempre estuvo enterado de lo que hacía, y es lógico que así fuera, si tienen una amistad de casi 40 años. No creo que no sea cierto lo que dice Víctor si hay una amistad como esa, sobre la que han dicho que ha sido una amistad de beso en la mejilla”, expresó Julio Rojas, diputado del PLN, en relación con el argumento que usan Solís y el gobierno acerca de que “el Presidente no tiene amigos”. 

Ottón Solís, uno de los legisladores más críticos de este caso y de quien el mandatario y su gabinete se mofaron al decir que sus criticas eran por un resentimiento de nunca haber ganado la Presidencia, también le exige cuentas a Solís apenas regrese. 

“Si Morales Zapata dice la verdad, entonces el Presidente sería un protagonista del tema. Pero como ha habido tanta mentira…”, insistió el diputado.

En términos similares se pronunció Patricia Mora, congresista del Frente Amplio.

“No veo otro camino más que exigirle a don Luis Guillermo Solís que, como mandatario de este país y por la enorme responsabilidad política que tiene con Costa Rica, salga y hable con toda la verdad en la mano, caiga quien caiga”, sentenció.